SEO

301 o 302, cómo usar las redirecciones web

A la hora de implementar una estrategia SEO, muchas veces nos vemos obligados a realizar algún tipo de redirección bien sea porque modificamos las urls de una web o eliminamos páginas de la misma, incluso cuando adquirimos un nuevo dominio y queremos se dirija al que tenemos actualmente.

Hay muchas razones para realizar una redirección, sin embargo debemos tener claro cuál es la mejor opción para nosotros, ¿una redirección permanente 301 o una redirección temporal 302? La experiencia del usuario es la misma pero a los buscadores les estamos indicando que se comporten con nuestra web de manera diferente.

La redirección 301, es una redirección permanente. Indica que se ha asignado una nueva URL y se solicita a los buscadores que las referencias que recibe esta URL se dirijan, a partir de ese momento, a la URL indicada en la redirección. Los usuarios apenas perciben la redirección, sin embargo, a Google le estamos dando una indicación muy importante. Estamos pidiendo que la URL debe darse de baja en el ranking de resultados y debe ser sustituida por la URL de destino del redireccionamiento.

Con la 301 minimizamos la pérdida de popularidad y la repercusión en el posicionamiento, dado que indicamos claramente que todo lo que se atribuía a esa página, ahora se debe atribuir a esta otra.

La redirección 302 es una redirección temporal, lo que significa que en un futuro se modificará. Por ello no se transfieren las referencias, ni la popularidad, ni todo lo que puede beneficiar al posicionamiento de la web.

Por tanto, cuando se trata de realizar una redirección para SEO, si esta es definitiva, debemos usar la 301, sin lugar a dudas.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Subir