Email Marketing

5 pasos ineludibles antes de lanzar tu campaña de email marketing

email marketing

campañas emailingA pesar de las voces que aclaman que el email marketing ha muerto (sic) o que ha perdido su efectividad (que, en parte, es verdad: ha perdido parte de la efectividad que tenía esta herramienta cuando salió, y eran cuatro gatos los que se repartían la lata de sardinas del mailing), soy una firme defensora de las campañas de email marketing porque:

1. Son baratas: enviar un email ahorra costes, incluso puede ser relativamente gratuito: plataformas como Mailchimp o e-goi ofrecen un buen soporte y una cantidad de envíos gratuitos que nos ahorrará el dinero de sellos y sobres tradicionales. El trabajo de quien diseña la campaña es otro cantar.

2. Son menos invasivas que una llamada: no me gusta que me llamen a la hora de comer, de cenar, o en el tiempo que comparto con mi familia y amigos para ofrecerme una determinada promoción de algo que, en muchos casos, ni me interesa. Seguramente varios o muchos lectores estarán de acuerdo con esto: aunque respeto el trabajo de los departamentos de televenta, no estoy conforme con que invadan mi espacio personal. En este sentido, el correo electrónico te ofrece la posibilidad de consultarlo cuando quieras, de borrarlo o de leerlo, y, al que lo envía, de potenciar su creatividad en asunto y firma para hacer que lo abran.

3. El email marketing es creativo: el email no son sólo cuatro líneas con una promoción: implica una gran creatividad, como comentaba antes, desde el asunto (“el vendedor”) hasta el diseño de la newsletter, la tipografía escogida o el vocabulario, para que Gmail o Hotmail no interprete que debes ir a la carpeta de Spam.

Dicho esto, y si ya estáis animados a lanzar vuestra campaña de email marketing (y si estáis más animados todavía, suscribiros aquí a la newsletter de Solomarketing, y llevaros por la cara un curso gratuito de Community Management), os voy a contar las cinco cosas que nunca debes olvidar antes de darle al botón y lanzar tu campaña de email marketing:

1. Asuntos impactantes… y sin viagra: hay palabras en los asuntos que se catalogan automáticamente como carne de la carpeta de Spam, por ejemplo, viagra, o, en el caso de que haya alguna catástrofe natural o humanitaria (p.e. Haití), estas palabras también pueden considerarse Spam en un momento determinado. La lista de Spam words varía (consulta un ejemplo aquí), pero, en general, gratis, casino, viagra, sexo, gana dinero, etc, no son muy friendly. ¿Puedes ponerlas en el asunto? Claro. Pero ten en cuenta que tu mensaje puede acabar en la carpeta de Spam. Si aún así te compensa el riesgo, tú decides. ¿Ya has comprobado tu Asunto? Seguimos con la segunda comprobación.

2. ¿Qué tipografía estas usando? Aunque parezca una tontería, el tipo de fuente que usas en tu newsletter también importa. Puede que la “Cucuchufleta Font”, que es muy chula y te la han hecho a medida, quede más bonita que la Arial en la plantilla de tu email, pero no todos los dispositivos la van a coger. La apuesta segura son: Arial, Arial Black, Arial Narrow, Comic Sans, Courier New, Georgia, Impact, Tahoma, Times New Roman, y Verdana. ¿Comprobado? Vamos a por el tercero.

3. El tamaño (de la tipografía) también importa: y mucho: menos de 14 puntos para el cuerpo del mensaje no es aconsejable, ya que no se leerá en dispositivos móviles (y cada vez leemos más en dispositivos móviles). Para los títulos, un tamaño 22 estará bien: compensado con el cuerpo del mensaje, y legible. ¿Ya has mirado este punto? Vamos a por el cuarto.

4. Envíate una prueba: las prisas, los agobios de último minuto… y te olvidas de hacer una prueba del email y enviártela a ti mismo. No es una tarea tonta, yo misma he podido corregir errores muy obvios de campañas de email marketing gracias a enviarme esa prueba de test: los errores no se ven tan bien en la plantilla como cuando te llega la prueba al correo. No te olvides. Vamos a por el último.

5. Testea, al menos, dos tipos de email. Planifica un test A/B con una pequeña parte de tu base de datos. Te sorprenderás, la mayoría de las veces, cómo al cambiar un poco el asunto, o el contenido de la newsletter, tienes una respuesta distinta. Y esto te dará experiencia y una mayor efectividad en tus campañas.

6. Bonus: Y, por Dios, ¡no te olvides de medir resultados!: Puedes usar Excel (que sirve para casi todo) e ir apuntando el nombre de tu campaña, asunto, firma, hora y fecha de envío, número de registros a los que les has enviado, tasa de apertura, etc. Así podrás comparar la campaña con otras y, en muchos casos, hasta podrás reciclar (algo o todo) en futuras campañas de email marketing.

¿Os ha gustado? ¿Planteáis así vuestras campañas? Dejadme vuestros comentarios 🙂

3 de comentarios

3 Comments

  1. Librería alzofora

    18 noviembre, 2015 en 19:58

    Muy interesante, son cosas muy simples, pero para los que no nos dedicamos a esto, nos resulta muy instructivo, muchas gracias 🙂

    • Sandra Arias

      18 noviembre, 2015 en 20:36

      Muchas gracias 🙂 Me alegro muchísimo de que te sea de utilidad, le da sentido a mi trabajo en este blog. Si te puedo orientar en algo, no dudes en contactarme.

      Un abrazo!

  2. teenvio.com

    22 octubre, 2015 en 14:10

    Y por supuesto elegir una buena plataforma de envío! 😉

    Buen post!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.







Subir