Marketing

5 tendencias de la actual estrategia de comunicación de las marcas

comunicación

En la actualidad, nadie duda del avance imparable de la tecnología y de los usos y gustos cambiantes de los consumidores, que van adaptándose a cada nuevo escenario. Un paradigma en el que se van creando las diferentes tendencias que afectan a la comunicación de las empresas y que es imprescindible conocer, por lo que es esencial contar con expertos que sepan adaptar las estrategias de las compañías para lograr los objetivos deseados. En este sentido, las redes sociales y los propios empleados son dos aspectos que vuelven a ser claves a la hora de planificar la comunicación de cara a los próximos meses.

David Sandoval, CEO de Esencial Marketing, explica: “La comunicación corporativa ha vivido años de grandes cambios, en los que ha tenido que adaptarse para aprovechar las enormes ventajas de las redes sociales, definir las estrategias de contenidos y comunicación, poner en marcha nuevas herramientas de medición, redefinir su estrategia o participar en los nuevos ecosistemas digitales”, y añade: “Y la buena noticia es que muchas organizaciones no solo han salido airosas de estos retos, sino que han puesto en marcha iniciativas realmente innovadoras que abren el camino a una nueva etapa de cara al futuro”.

Consciente de esto,  Esencial Marketing, agencia MARCOM 360º, ha identificado las cinco tendencias que van a revolucionar la estrategia de comunicación de las compañías a partir de ahora:

  1. Los nuevos portales de contenido corporativo (branded content sites) “salen a la venta”.

Es indiscutible que los blogs corporativos se están profesionalizando y, poco a poco, dan paso a verdaderos portales de contenidos de marca que persiguen incrementar el “engagement” de los clientes y transmitir una imagen de mayor credibilidad. Se trata de llevar los contenidos de marca a un nivel superior y respaldarlo con acciones propias de marketing, como si se tratara de un producto o servicio más. Tras la generación masiva de contenidos, llega el momento de ser muy selectivos y aprovechar la multitud de herramientas a nuestro alcance para generar vínculos más estrechos con su público objetivo. En este nuevo concepto cabe TODO, desde aportaciones de los clientes, gestión de relaciones con “influencers” a extensiones que desplieguen estrategias de marketing de automatización, basadas en contenidos personalizados, muy focalizados y de alcance selectivo y generados en tiempo real.

  1. Del storytelling al storydoing.

La idea de transmitir o de contar una historia basada en los valores o beneficios de una marca ha ido evolucionando hacia un concepto más real. Los clientes están saturados de promesas evocadoras y quieren saber qué hay detrás de esas bonitas historias. Las compañías, independientemente de si se mueven en el terreno del B2C o del B2B, comienzan a perfilar estrategias de comunicación basadas en experiencias reales entre el cliente y la marca, demostrando sus valores corporativos con hechos o asociando creativos productos y servicios a los atributos de posicionamiento.

  1. La comunicación interna es más externa que nunca.

Hoy en día, vivimos la “cultura del talento” y cada vez las compañías son más conscientes de lo complicado que es no solo conseguirlo, sino también retenerlo. Además, es de sobra conocida la influencia de los propios empleados tanto en el negocio como en la imagen de la compañía, más aun con el actual poder de amplificación de las redes sociales. Por ello, las marcas comienzan a implantar verdaderas estrategias de comunicación centradas en uno de los activos más valiosos de una compañía: los empleados. La diferencia es que, hace unos años, estas iniciativas entraban a formar parte de un departamento “gris”, el de comunicación interna, y ahora forman parte estructural de la propia estrategia de comunicación, que incluye actividades de gamificación, nuevos canales y recursos de comunicación, contenidos especializados para empleados o trasladados vía redes sociales.

  1. Las redes sociales definen los contenidos.

Las redes sociales comparten protagonismo con la web como centro neurálgico de los contenidos, por su gran potencial de incrementar visibilidad y alcance. Y es que los contenidos comienzan a ser elaborados pensando en las características de cada una de las redes sociales, variando su temática, tono y formato, en función de las características de los seguidores y su forma de consumo.

  1. El valor de la comunicación en medios se amplifica con el entorno digital.

Aparte de pequeñas tendencias que afectan a la esencia de la actividad, como los cambios en el formato de los comunicados y ruedas de prensa, la adaptación de la información a los medios digitales y nuevas temáticas de interés, lo cierto es que la comunicación en medios vive un nuevo período de gracia tras superar años complicados. El incremento de portales verticales de contenidos, medios de comunicación digital y blogs especializados facilita la cobertura de la información corporativa, que se traduce en objetivos cuantificables no solo en cuanto a notoriedad, sino también en generación de tráfico web, consecución de leads, posicionamiento SEO, por palabras clave o como fuente valiosa para la dinamización de las RRSS corporativas.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Subir