Marketing

Al Contratar ADSL, 5 aspectos a tener en cuenta. Infografía

“Uno de los mayores problemas a los que se enfrenta cualquier usuario a la hora de contratar un paquete de ADSL es saber exactamente el precio final de cada oferta. Al no existir una coherencia entre los operadores a la hora de anunciar cada paquete, la mayoría de usuarios hacen suposiciones erróneas sobre los gastos que están incluidos en el precio anunciado”, afirma Alicia Navas, Directora de Comparaiso.es 

“La cuota de línea, el IVA y otros cargos adicionales son los principales causantes de equívocos. Por todo ello, no es de extrañar que casi la mitad de los consumidores españoles (47%) considere confuso poder comparar distintos precios, y lo que es incluso más grave, nada menos que un 55% no cree que los proveedores de banda ancha sean transparentes a la hora de detallar los costes incluidos en la factura”, concluye Navas.

La banda ancha y la telefonía se han convertido en los últimos años en un elemento indispensable y un gasto fijo en buena parte de los hogares y empresas españolas. Sin embargo, este fenómeno ha ido acompañado de una gran confusión a la hora de saber la cantidad final que hay que pagar por los servicios de telefonía e internet.   

CUOTA de línea, IVA y otros cargos

Uno de los elementos que crea más confusión en el usuario es la cuota de línea, que de media puede suponer unos 18 euros mensuales (con el IVA incluido). La falta de consenso entre los operadores para este coste en la publicidad de un paquete de ADSL provoca que un 49% de los usuarios crea que sí se incluye en las cuotas anunciadas, mientras que un 34% considera que no está incluido y el 18% restante lo desconoce. De todos ellos, nada menos que un 64% no tiene en cuenta este coste a la hora de contratar un paquete, a pesar de suponer a veces más del 50% del coste final.

Otro gasto importante es el IVA, un coste que el Instituto Nacional de Consumo ha exigido a los operadores que lo incluyan en su publicidad, tal y como establece la Ley. Un requerimiento, por cierto, que el 69% de los usuarios ignora. Pese a la importancia de este impuesto indirecto en el precio final y que la mayoría de operadores ya lo incluyen en su publicidad, el consumidor no tiene claro si está recogido o no: un 33% de los dos mil encuestados cree que el IVA sí está incluido en el precio anunciado, mientras que un 50% opina lo contrario y un 16% directamente no lo sabe. Además, nada menos que un 48% no tiene en cuenta el coste del IVA a la hora de contratar una oferta, a pesar de suponer un 21% del precio de la misma.

Otro de los males típicos del consumidor español, que puede suponer una desagradable sorpresa cuando llegue la factura, es la mala costumbre de no leer la letra pequeña de los anuncios, que es donde en muchos casos “se esconde” la información relativa al IVA o al alquiler de línea, y que afecta a un 33% de los encuestados. 

EL 66% NO ENTIENDE LOS PRECIOS

Sin embargo, incluso en los casos donde el consumidor conoce todos los costes de una oferta, son muchos los que con estos datos son igualmente incapaces de calcular el precio total. Un claro ejemplo de ello son las típicas promociones que suelen hacer los proveedores estableciendo un precio por un periodo de tiempo determinado, que suele ser varios meses o el primer año. Nada menos que un 29% cree que ese precio es de por vida, dándose cuenta de su error cuando llega la primera factura sin el precio rebajado. La diferencia de precio puede ser cuantiosa.

En realidad, dos de cada tres consumidores españoles (66%) no es capaz de calcular correctamente el coste total de un paquete de ADSL cuando tiene toda la información necesaria, incluyendo IVA o alquiler de línea, entre otros.

Para Miguel Pérez Subías, Presidente de la AUI, “los ciudadanos piden simplicidad, transparencia y herramientas para comprobar que sus conexiones funcionan correctamente mientras que los operadores, en general, han optado por la complejidad, la falta de transparencia y las obligaciones artificiosas de permanencia. Algo que cambiará a favor de los ciudadanos si éstos disponen de herramientas fiables de análisis y de comparación”.

Como regla básica, al ver un precio de ADSL, es recomendable que el consumidor siempre se pregunte si éste incluye la cuota de línea, el IVA y el coste del alta. Debe buscar en la letra pequeña y la grande para calcular así el precio final.

Para ayudar a que ese porcentaje se incremente, Comparaiso.es ha elaborado junto con la Asociación de Usuarios de Internet (AUI) un decálogo dirigido a los operadores para que lo tengan en cuenta a la hora de crear sus publicidades. Las Cinco Reclamaciones de Transparencia que componen el decálogo son los siguientes: todos los operadores sin excepción deben mostrar IVA en los precios, la línea debe estar incluida en la cuota anunciada, la instalación no debe ser un coste sorpresa, todas las ofertas deben hacerse por escrito y debe haber un compromiso de velocidad mínima.

 

Infografía Comparaiso.es

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.







Subir