Marketing

Al mal tiempo, buena cara

¿Sabías que la lluvia y el mal tiempo hacen que las ventas online se disparen?Hay muchos factores que  influyen en las decisiones de compra de los consumidores y uno de ellos es el tiempo. Y no sólo tiene un impacto directo en en el hecho de comprar, sino también en la forma en que lo hacemos. Cuando hace mal tiempo, los consumidores tienen menos ganas de salir a la calle y son mucho más proclives a comprar a través de Internet, sobre todo cuando el frío viene de golpe o es peor de lo que es esperaba. Con lo cual, el invierno se convierte en un auténtico filón para el consumo online.

¿Quién no ha sentido pereza de salir a la calle cuando fuera está diluviando y ha pensado en comprar lo que necesita al calor de la estufa? El hecho de que la oferta de Internet sea cada vez más amplia y que podamos comprar casi cualquier cosa es suficiente para entender por qué ocurre esto. En la actualidad no necesitamos salir a la calle ni siquiera para comprar las cosas más básicas. En un par de clics podemos comprar comida a domicilio del supermercado o del restaurante que se encuentra cerca de casa.

Pero además, la lluvia es un elemento que influye notablemente en el comportamiento de los consumidores mientras están comprando online. Por ejemplo, hace que consumamos más productos de ocio, que veamos los anuncios de una manera diferente, que compartamos más contenidos en las redes sociales y que compremos más en Internet.

mal tiempo

Quedarse en casa y comprar

Cuando hace mal tiempo, un 90% de los consumidores prefiere quedarse en casa y un 76% prefiere comprar online. Un 40% lo hace porque no quiere salir a la calle, un 26% para matar el aburrimiento y un 23% para sentirse más feliz en este tipo de días que le entristecen. De hecho el 75% de los españoles asegura que la lluvia les afecta anímicamente.

Pero de la misma forma que el mal tiempo puede aumentar las ventas del comercio electrónico, un pico de buen tiempo puede hacerlas caer. Según un estudio publicado por Rakuten, que analiza los comportamientos de los consumidores en diferentes ciudades de Francia, la conversión aumente en los días de lluvia y cae en los días de sol. Estos datos hacen que las marcas tengan que ser muy cuidadosas con lo que hacen en días concretos. Aunque nunca lo hayas pensado, el tiempo es un elemento más a tener en cuenta a la hora de planificar tus estrategias de marketing.

A todo ello debemos añadir que las empresas no sólo deben tener en cuenta que esos días aumentarán sus ventas, sino que también las exigencias conlas que deben cumplir a nivel logístico son mayores. En caso de que se acerquen lluvias, deberán estar preparados para atender más pedidos, disponer de suficiente stock porque recibirán más pedidos y trabajar para poder paliar los problemas que pueden surgir en las entregas debido a las inclemencias del tiempo.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.







Subir