Noticias

Antes de cambiar de empleo se debe analizar la situación

cambiar de empleo

cambiar de empleoActualmente, el desarrollo de la carrera profesional exige asumir nuevos desafíos que afecten positivamente a la trayectoria. A veces, esto significa empezar a trabajar para la competencia, cambiar de residencia y asumir nuevas responsabilidades, tareas, valores.

En este contexto, la Comunidad Laboral Trabajando.com – Universia publicó los resultados de una encuesta realizada entre más de 1.100 personas. Según los datos del estudio, el 65% de los trabajadores españoles han dimitido alguna vez. Entre los motivos de las renuncias los encuestados destacan el ambiente laboral, el salario o la falta de desarrollo profesional.

No cabe duda de que, renunciar a un trabajo es una decisión compleja que acostumbra a debatirse entre la lógica y los sentimientos, en especial cuando no hay algún problema aparente. Sin embargo, muchos profesionales, tras un tiempo realizando las mismas tareas sienten el deseo de crecer profesionalmente, y si su empresa no tiene la capacidad para satisfacer sus expectativas, nace la necesidad de querer conseguir una nueva oportunidad laboral en otra organización.

A pesar de tener claros los objetivos y tener las fuerzas para empezar a buscar empleo, se deben analizar los distintos factores para garantizar que el paso que va a dar este profesional supone un salto cualitativo en su trayectoria, y no un paso atrás. Los aspectos a tener en cuenta son:

  • Oportunidades de desarrollo.

En caso de que los motivos que impulsan a cambiar de trabajo son la rutina y la falta de crecimiento, debes asegurarte que la organización para la que trabajarás cumple con este requisito de entidad que fomenta el desarrollo de sus empleados a través de la movilidad o asumiendo nuevas responsabilidades.

  • Posibilidades de capacitación.

Si lo que buscas es una empresa que potencie la ampliación de conocimientos de sus trabajadores, debes buscar una entidad donde tengas la confirmación que ofrece la oportunidad de la capacitación continua.

  • Tamaño de la empresa.

Es cierto que las grandes empresas tienen mejores condiciones laborales que afectan a los salarios, beneficios sociales, cambio de área o departamento, y sobre todo, para conseguir un ascenso. Si las oportunidades de crecimiento en tu actual empresa son escasas, entonces un trabajo nuevo en una compañía de mayor tamaño sería un aspecto a considerar a la hora de buscar un nuevo empleo.

  • Ambiente laboral.

Últimamente, el ambiente laboral ha cobrado fuerza como factor de retención de talento. Además de un buen salario o unas buenas instalaciones; los profesionales quieren también trabajar en ambientes sanos en los que pueden sentirse cómodos. Rankings, informes, opiniones en foros y redes sociales, así como apariciones en prensa son las fuentes que se deben consultar para averiguar qué empresas cuentan con un buen clima laboral.

  • Conciliación familiar-laboral.

La falta de tiempo libre es una de las principales quejas de los profesionales de hoy. Respecto a esto, las organizaciones que quieren destacar en políticas de bienestar físico y mental implantan medidas que favorezcan la conciliación familiar, uno de los pilares para la retención y atracción del talento. Si una de las prioridades del profesional es poder tener cierta flexibilidad, entonces lo acertado será buscar la entidad que satisfaga sus demandas.

“Las exigencias de los profesionales han cambiado en los últimos años y ahora también son las empresas las que deben mostrarse como entes atractivos para trabajar, a través de medidas que fomenten el buen ambiente, los incentivos y la flexibilidad. Si queremos atraer  retener el mejor talento, no podemos olvidar que ahora ya entran en juego los factores que conforman el conocido salario emocional”, concluye Javier Caparrós, director general internacional de Trabajando.com y HR-Consulting.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Subir