Noticias

Aprender a relacionarnos sigue siendo el primer gran desafío de las marcas (y las personas)

Decir que la situación económica es convulsa… es quedarse corto. No es sólo que la economía – tal y como está concebida- se tambalee, sino además, es que hemos perdido la confianza y credibilidad en la recuperación.

Avanzamos buscando la forma de sobrevivir y salir de un mundo que se desmorona y, como siempre, como en todos los emprendimientos, los aprendizajes son indispensables.

Cuando accedemos a noticias y columnas elaboradas por los “grandes” las consignas que recibimos son siempre las mismas; el marketing digital es el futuro de los negocios online.

Tanto si hablamos de PYMES, como de micro emprendimientos, tanto si nos centramos en las grandes empresas, como en aquellas que aún no han dado el salto, parece claro que los aprendizajes a los que nos enfrentamos, están más centrados en nuestra condición “humana” que en la de nuestro talento.

Si tenemos en cuenta además que hoy, todos somos productores y consumidores de forma simultánea, conocer las claves para atraerlos, fidelizarlos y transformarlos en influencers de nuestra marca, el único camino hacia el crecimiento.

Mientras la economía se desmorona y en países como el nuestro comienza a existir un objetivo común, específicamente entre los más jóvenes, centrado en “salir del país”… mientras las familias ven cómo la calidad de vida de antaño, la “Belle Epoque española” … “el estado del bienestar” perece bajo los restos de la batalla y…mientras nos afanamos poderosamente a la tabla de supervivencia, nos dejamos por el camino aquello que realmente es indispensable hoy para lograr llegar donde está el oxígeno; ¡ Aprender a relacionarnos!

Empresa es sinónimo de focalización en los clientes. La razón de ser de cualquier empresa de bienes y servicios, es la satisfacción de los clientes. Sin clientes no hay empresa y aunque parezca obvio, no lo es tanto. Escuchar activamente lo que te transmiten tus clientes, tus seguidores, tus colaboradores, escuchar activamente es el eje central del aprendizaje.

Hablamos mucho de la vertiente pedagógica que debe desarrollar hoy la empresa en su responsabilidad social y vocación de servicio pero… ¿nos hemos dado cuenta que son los consumidores quienes con sus intervenciones en las plataformas sociales, blogs y medios digitales, nos enseñan las tendencias del consumo actual?

¿Nos hemos dado cuenta cuánto marketing subyace en la acción social por parte de un consumidor que busca ávidamente el camino para trasformarse en productor y encontrar una puerta abierta hacia el crecimiento?

Cuando un consumidor habla en las redes sociales entregando mucha información y es común en todos ellos la búsqueda de las emociones.

Debemos tener muy presente que hoy, la clave para llegar a tener cifras de negocio y crecimiento positivas, la tenemos nosotros mismos con el planteamiento que guíe nuestras acciones. Son nuestros clientes quienes nos dicen con qué marketing sueñan… en lugar de centrarnos en los pasos que debemos dar para implementar una estrategia, debemos aceptar que hoy, las relaciones son emocionales.

Elabora estrategias de marketing cuando hayas logrado identificar la pasión que mueve a tu cliente y su marca, elabora planes de acción, cuando de verdad hayas logrado ver cuál es la mayor fortaleza de la marca a la que representar tu estrategia.

Entrega y presenta planes de negocio, estrategias de marketing, propuestas, centradas en el marketing de las emociones. Recuerda el poder del impacto, recuerda finalmente que la llave del marketing la tiene hoy el consumidor… tu marca será social, tu empresa crecerá, si y sólo sí, eres capaz de generar la necesidad en tu cliente.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.







Subir