Marketing

¡Aprovecha el neuromarketing para mejorar tus ventas!

El neuromarketing es la disciplina que combina el marketing con la neurociencia y que intenta arrojar luz sobre el proceso de toma de decisiones y cómo reacciona el cerebro humano ante los estímulos de compra.  Técnicas que se aplican para entender los comportamientos de los consumidores, incluso cuando puedan parecer irracionales. El objetivo es averiguar cómo se produce este proceso y qué zonas del cerebro se activan cuando se elige una opción en lugar de otra.

Un proceso que en Internet dura tan sólo 5 segundos y en el que influyen tanto las emociones como los niveles de atención y los indicadores económicos, culturales y sociales del público objetivo. Factores que podemos reconducir para guiar al consumidor hacia la compra. La actividad online es mucho más íntima que la tradicional y en ella juega un papel fundamental el subconsciente de la persona, por lo que es clave averiguar las reacciones del cerebro ante nuestros productos o servicios.

En la actualidad, casi todas las empresas cuentan con página web, pero no todas han sabido aprovechar el neuromarketing en sus estrategias. Si tenemos en cuenta que el comportamiento de los consumidores no es algo que esté en nuestra mano, lo que debemos hacer es averiguar cuáles son sus necesidades, comprenderlas y saber qué es lo que les lleva a elegir un producto por encima de otro.

neuromarketing

Estrategias de neuromarketing para aumentar tus ventas

1. Facilidad de navegación: el hecho de que una web sea intuitiva y ofrezca una experiencia de navegación sencilla aumenta las posibilidades de venta.

2. Cuida el diseño web: está demostrado que nuestra mente capta y asimila de una manera más positiva las formas curvas frente a las rectas.

3. Enamora a tus visitantes: los usuarios suelen pasar unos 50 segundos en una web antes de decidir si se marchan o si permanecen en la web. Por eso, es muy importante conectar con ellos desde el primer momento. En este sentido, las imágenes no muy importantes para captar su atención, ya que ayudan a que la marca se rentega a largo plazo. Este tipo de contenido debe apelar a sus emociones y describir de manera rápida el producto. Si el cliente se siente identificado con ellas, las posibilidades de compra aumentarásn considerablemente.

4. Evita cualqueir tipo de distracción: los impactos publicitarios no son bien acogidos por por los usuarios, lo que puede provocar rechazo. Además, solamente conseguirás que se aleje de su proceso de búsqueda.

5. Incluir opiniones de otros usuarios: las opiniones de los clientes que ya han comprado resultan muy eficaces, ya que generan confianza.

6. Apuesta por las cifras absolutas: las cifras aboslutas tienen un impacto mucho mayor que los procentajes, por lo que son más efectivas. Si vas a poner una oferta es preferible poner “ahorras 10 euros” que “ahorras un 15%”. Incluso cuando la cantidad que se ahorra con el porcentaje sea mayor.

7. Evita expresiones agresivas durante el pago: muchos usuarios sienten miedo cuando llega la hora de pagar y terminan abandonando el carrito de la compra, por lo que es importante evitar expresiones como “compra”. Es mejor sustituirlas por “añadir al carrito” o “llévame contigo”.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Subir