Marketing

Blogger: cuando NO escribir posts

BloggerBlogger: cuando NO escribir posts. Sé lo que piensas: lo lógico aquí es que te contara técnicas de escritura en blogs, o cómo promocionar un post, o cómo llegar a ser un gran blogger. Lo haré, si eso te interesa, en otros artículos, pero en este caso lo que quiero enseñarte es cuándo hay que decir “No”. Parece muy obvio, pero no lo es tanto, créeme.
Di que no escribes cuando…

  1. … te ofrezcan un pago escaso: o muy escaso, escasísimo. ¿Qué entiendo por pago escaso? He visto ofertas de trabajo para bloggers en las que se ofrecían 0,50 euros (o peor, 0,50 dólares) por pieza de 400 palabras. Hay quien exige que el redactor tenga experiencia, que los posts estén optimizados para SEO, que haya documentación previa (si no me creéis, echad un vistazo a la web findablogger.net)… sólo les falta pedirte que bailes la Macarena. Hazme caso, si no te paga ni la electricidad de tener el ordenador encendido (y mucho menos tu conocimiento y bagaje previo), di que no aceptas el trabajo.
  2. … no te paguen: no te lo van a decir así de claro, más bien va a ser algo como “te ofrecemos la oportunidad de promocionarte en un espacio que leerá todo el mundo…” o “acabamos de empezar y no tenemos dinero, si funciona en el futuro empezaremos a pagarte”. Una cosa es que no tengas mucha experiencia y te paguen en relación a esto (aunque sin llegar a los extremos del punto 1), otra muy distinta que trabajes gratis et amore. Lo que es lo mismo: “Tú trabajas como si te pagase y yo me embolso el dinero de Adsense (o lo que sea)”. El talento y el trabajo no son gratuitos.
  3. … las condiciones de pago sean poco claras: o si sospechas que la empresa puede dejar de abonarte los honorarios (por ejemplo, la has “googleado” y has visto opiniones de varios bloggers descontentos), pacta la mitad del pago por adelantado, o explora nuevas vías en las que se te asegure que vas a cobrar tus honorarios.
5 de comentarios

5 Comments

  1. Mar

    22 mayo, 2013 en 14:45

    Sandra,
    Excepcional artículo, totalmente explícito. Grácias por compartir!!!

    • Sandra Arias

      22 mayo, 2013 en 21:59

      Muchas gracias, Mar :-))) Me alegra muchísimo que te haya gustado, y espero que nos sigas leyendo y aportando. Te dejo nuestras cuentas de Twitter, por si también quieres vernos por allí:
      SoloMarketing: @wSoloMarketing
      Mado Abad: @MadoOnline
      Inma Jimena: @inmajimena
      Inna Nikolova: @InnaNikolova
      Y la mía: @San_Arias_

      🙂 Un abrazo!!!

  2. Joel Pinto

    22 mayo, 2013 en 8:10

    Casos de estos, abundan. A mi me han ofrecido escribir para blogs, porque les parece que tengo muchísimo que aportar, y ofrecerme a cambio solamente “mucha visibilidad”.

    Recuerdo aquel cuento en el que el dueño del bar invita a un grupo de músico a tocar en su local para amenizar la velada y les dice: “no tengo dinero para pagarte, pero seguro que aquí te conocerá mucha gente que luego te contratará”, a lo que el músico responde: “claro, yo no tengo problema, igual vengo con 50 amigos míos que van a tomar gratis, pero que seguramente te recomendarán a sus amigos”

    El conocimiento tiene un valor, y ese valor se paga. Le guste a quien le guste, y le disguste a quien le disguste.

    • Mar

      22 mayo, 2013 en 14:43

      Joel, Has dado en el blanco!! Buenísimo el ejemplo de los músicos!!

    • Sandra Arias

      22 mayo, 2013 en 22:01

      Efectivamente, Joel, estas prácticas son bastante comunes, y la única forma de que desaparezcan y se pague por el conocimiento es rechazarlas de plano.
      Y, como siempre, encantada de poder contar con tus aportaciones :-)) Muchas gracias por ser un lector tan fiel.

      ¡Un abrazo!
      Sandra

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*







Subir