Social Media

Cinco errores de contenido que debemos evitar en 2013

Cinco errores de contenido que debemos evitar en 2013. Hay quien contrata los contenidos de su blog a no profesionales, quien escribe de cualquier manera, quien, en suma, no sigue el precepto de “El contenido es el rey”.

En este sentido, hay errores comunes que evitar, errores que no debemos cometer en el próximo año 2013 para implementar una mejor estrategia de contenidos.

1/El contenido es la mejor publicidad para mi empresa, pero el contenido no es publicidad

Los contenidos son la mejor tarjeta de presentación para una empresa, ya que crean valor, aportan información, y se viralizan muy bien. No obstante, el contenido no se debe confundir con la publicidad: si bien la información es una buena publicidad, la publicidad puede considerarse contenido.

2/El contenido le tiene que gustar a mi jefe y a mi madre

Si escribes pensando en una persona en particular al escribir, ¡esperamos que sea de tu público objetivo! No pienses en que el contenido que escribas tiene que gustar a tu jefe (a veces también se equivoca) o ser tan políticamente correcto que no escandalice a tu madre: es mala idea.

3/Internet es gratis

Varias veces hemos desmitificado en este blog que Internet y las redes sociales sean gratis: profesionales que lo gestionen aparte, muchos de los proyectos se piensan offline, y luego hay que monitorizar, medir, gestionar… Los contenidos son costosos de crear, de difundir y de monitorizar. No son gratis.

4/O lo contrario: crear contenidos me “roba” mucho tiempo

Hay quien ve la creación de contenidos como una pérdida de tiempo que roba mucho tiempo a otras labores más “importantes”. Si bien los beneficios directos de las ventas son más sencillos de medir, parece que el valor de los contenidos resulta más complicado de cuantificar y hay quien no le ve el beneficio directo, sino una pérdida de tiempo.

5/Sin rumbo fijo

Hay que tener muy claro donde queremos llegar, necesitamos un plan. No es cuestión de hacer el esfuerzo de crear contenidos que no lleguen al público que queremos que lleguen. Un plan previo no sólo es necesario, sino imprescindible.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.







Subir