Social Media

Cinco verdades sobre las redes sociales que (casi) nadie se va a creer

Cinco verdades sobre las redes sociales que (casi) nadie se va a creer. “Pues me hice una página de Facebook y no vendo Cinco verdades sobre las redes sociales que (casi) nadie se va a creermás”. Quien trabaje en los medios sociales no se va a sorprender de este comentario, y seguro que estará de acuerdo conmigo en que poca gente se va a creer que:

  1. Abrir una página de Facebook no significa que en una semana vayas a tener 1 millón de fans: a menos que seas Charlie Sheen (que sólo hay uno, y es inimitable), olvídate. Para lograr tus fans vas a tener que sudar la gota gorda, actualizar periódicamente, ofrecer contenidos interesantes para el público que al que te diriges, y, sobretodo, ¡tener paciencia!
  2. En las redes sociales sólo hay adolescentes: tal vez en Tuenti encuentres un público más joven, pero la última oleada de AIMC demuestra que cada vez más adultos a partir de 45 años acceden a Internet de manera habitual, y el IV Estudio anual de Redes Sociales de IAB afirma que en 2012 el 30% de los usuarios de las redes sociales tienen entre 40 y 55 años.
  3. Las redes sociales no son gratuitas para nadie: aunque no haya un desembolso directo de dinero. Me explico: si eres una empresa, crear una fan page es gratuito, pero necesitas mantenerlas, y para ello precisarás de un profesional o un equipo de profesionales, que diseñen una estrategia, creen contenidos, actualicen los perfiles… Y si eres usuario, el servicio se “paga” con tus datos, que la red social en cuestión coge (de manera anónima) para mejorar la publicidad que te ofrece.
  4. Cuantos más “Me gusta”, mejor: precisamente hoy publicamos un post sobre el asunto. Más bien hay que decir que cuantas más interacciones que aporten, mejor: darle al “Like” cuesta muy poco, pero hacer un comentario, interacción más directa con la marca, cuesta más.
  5. Si tengo fan page no necesito web: te hago una analogía sencilla: la web es el corazón, las redes sociales las extremidades. Se puede vivir sin un brazo (puedo “pasar” de tener perfil en Pinterest, o en Facebook), pero trata de vivir sin corazón. Las redes sociales apoyan a tu negocio, pero tienes que referenciar al usuario a algún sitio (la web).
Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.







Subir