Marketing

Cómo ahorrar durante las Navidades

El portal de comercio electrónico Mercado Actual, especializado en la comercialización de productos tecnológicos, informática e imagen y sonido, ha emitido una serie de recomendaciones encaminadas a que el usuario aproveche las oportunidades que brinda la Red para ahorrar dinero en sus compras navideñas.

Según Rafael Torres, Director General de Mercado Actual, “Cuando llegan estas fechas, los bolsillos familiares se ven sacudidos por una lista interminable de gastos. El comercio electrónico ofrece al usuario diversas alternativas para aligerar esos presupuestos, además de evitarle muchas de las molestias que suponen sumergirse en la vorágine de comercios abarrotados de gente tan característica de este periodo del año”.

Según la web de compras online, “con un poco de imaginación y de planificación”, el presupuesto destinado a las compras navideñas por diferentes partidas como son regalos, viajes, cesta de la compra, y comidas o cenas fuera puede verse reducido hasta en un 35%. “El comercio electrónico permite ahorrar porque ofrece economías de escala inviables en el mercado tradicional; el almacén está centralizado y fuera de los núcleos urbanos: el cliente no paga “ladrillo”. Además, los volúmenes que manejan estas webs son enormes, por lo que tienen mejores precios de compra”.

Cómo reducir los gastos Navideños gracias a Internet

Contar con  un presupuesto de partida. Es fundamental establecer un presupuesto general para el total de los gastos navideños, y dentro de éste, uno específico para cada partida (regalos, cesta de la compra, viajes, eventos). Es un elemento básico para racionalizar nuestros gastos navideños.

Recopilar información de las principales webs. Antes de empezar a comprar, conviene dedicar un poco de tiempo a realizar una labor de investigación previa. Idealmente, buscaremos dos o tres webs de referencia para cada tipo de producto de nuestro interés. Para ello, es recomendable consultar las opiniones de otros usuarios en foros. Una vez hayamos seleccionado a las más fiables y económicas para cada categoría, podemos guardarlas como “favoritos” agrupadas en carpetas temáticas. Ejemplo: “Imagen y sonido”, “generalista”, “libros y discos”, “supermercado” etc. )

Suscribirse a boletines de ofertas. Las webs de mayor reputación suelen contar con un boletín o un newsletter en el que informan a sus suscriptores de ofertas especiales, promociones, etc. Estos boletines son una buena herramienta de “vigilancia” para avisarnos de la existencia de “chollos” interesantes  que de otro modo pueden pasarnos inadvertidos.

Aprovechar las ofertas especiales navideñas. Al contrario de lo que sucede en la mayoría de los comercios tradicionales, en los que los precios se mantienen estables hasta la llegada de las rebajas, las Navidades son un periodo propicio para que las tiendas electrónicas pongan en marcha campañas de descuento (“e-day”, “Cyber Monday”, etc. ) y otras promociones especiales con precios muy atractivos.

No sólo las “compras” tienen descuentos. El comercio electrónico ha evolucionado de tal modo que hoy abarca prácticamente a todos los productos y servicios imaginables. Ya no se trata únicamente de regalos en el sentido de  “productos físicos”. Ahora también podemos encontrar en Internet interesantísimos descuentos en todo tipo de servicios y hasta en “experiencias”. Desde un bono para un  spa o una vuelta de un Fórmula 1, hasta una reserva para un restaurante, pasando por el viaje al destino en el que hemos decidido pasar la Nochevieja este año.

Tener paciencia.  Comprar por Internet no es como ir  a un centro comercial  donde, con dinero, podemos solucionar nuestras compras en una única (e infernal) tarde. En la Red hay infinidad de oportunidades a muy buenos precios, pero hay que saber buscarlas y ser sistemático en nuestra caza del “chollo”. A la hora de comprar por Internet, la paciencia es siempre una virtud.

Comparar precios. La verdad es que no disponemos de un tiempo ilimitado para realizar nuestras compras navideñas, pero tampoco conviene precipitarse. Una de las ventajas de Internet es que el consumidor tiene a su alcance toda a información. Una vez hemos encontrado en una web ese producto que nos convence, conviene repetir esa búsqueda en otras webs similares, en busca de las mejores condiciones y el mejor precio.

Buscar otros productos similares. Una vez hemos encontrado “el producto”, otra de las operaciones que podemos hacer es buscar alternativas de parecidas prestaciones y características de otros fabricantes. Muchas webs incorporan esa opción en su interfaz, e incluso algunas hacen sugerencias de “productos similares” directamente a partir de una determinada búsqueda. En el mercado actual la similitud de los productos es tal que muchas veces la decisión se reduce a una cuestión de precio.

Agrupar pedidos. Una estrategia interesante es tratar de agrupar nuestras compras en una sola tienda (o en unas pocas) y en un único pedido. De esta forma podemos ahorrar una interesante cantidad de dinero en los gastos de envío, que sólo se repercutirán una vez  (o al menos de obtener un descuento por esa partida). Es una vía muy apropiada, por ejemplo, para los regalos de empresa a clientes o empleados.

Compras en grupo. También tiene por objetivo beneficiarse de un ahorro significativo en los gastos de envío, aunque requiere una cierta organización. Consiste en ponerse de acuerdo con un grupo de amigos o conocidos para efectuar un pedido en grupo.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.







Subir