Destacados

¿Cómo compramos los españoles por Internet?

Más de 22 millones de españoles de entre 16 y 74 años se conectan cada día a Internet. Un mundo que ha revolucionado para siempre los hábitos de compra de los consumidores de una manera muy significativa. Algo en lo que ha tenido mucho que ver la consolidación de Internet, la situación económica y los nuevos perfiles de compradores. Y no sólo porque ahora compramos más a través de la red, sino también porque usamos más nuestro Smartphone para buscar información sobre un producto concreto, leer las opiniones de otros usuarios o para comparar ofertas y precios. De hecho, cada vez son más los consumidores que acuden a la red con este objetivo incluso para decidir si acudirán a la tienda física para adquirir el producto. Pincha en el link para conocer más información sobre los hábitos de los consumidores.

Tipos de consumidores

En primer lugar, nos encontramos con el consumidor tradicional, el menos internauta y que menos compras hace en la red. Por lo general, son personas más mayores. El 60% tiene más de 35 años. Le sigue el onliner ocasional, que suele comprar todo tipo de productos y en una cantidad más elevada, pero no hace tantas compras en Internet. Suele tener entre 25 y 54 años. Después va el consumidor mixto, que compra todo tipo de productos a través de la red, pero especialmente artículos de decoración, muebles, alimentación, bazar y automoción. Suelen ser personas de más de 35 años. Por último, nos encontramos con el consumidor digital, que representa el 5% de la población. Generalmente compra  poco, pero cuando lo hace usa Internet. La mayoría de ellos son hombres.

Comercio electrónico vs Tiendas físicas

Al contrario de lo que ocurre en otros países, en España todavía no ha terminado de calar tanto el comercio electrónico, ya que la mayor parte de la gente acude a Internet para compras ocasionales o para productos muy específicos que no encuentra con facilidad en su entorno. Es cierto que en los últimos años las compras online han crecido mucho, pero todavía no es el principal canal de compra. De hecho, el 25% no hace compras online y el 50% lo hace pero compaginándolo con las tiendas físicas. Lo que sí es verdad es que Internet se ha convertido en una importante fuente de información, resultando decisivo en las decisiones de compra.

La mayor parte de los consumidores sigue prefiriendo las tiendas físicas debido a que pueden ver y tocar los productos, obtener in mediatamente lo que necesitan y llevárselo a casa, se sienten más seguros en el momento de comprar y pueden pedir consejo o información a los empleados de la tienda. No obstante, hay división de opiniones. Las mujeres consideran que la experiencia es más práctica, más barata y más divertida. Mientras que los hombres creen que la experiencia online es más sencilla.

Aquellos consumidores que prefieren comprar online lo hacen porque valoran la rapidez y el ahorro de tiempo, la posibilidad de poder comparar precios y ofertas, la flexibilidad horaria y el hecho de poder encontrar información en diferentes páginas.

Lo que sí estamos viendo en los últimos tiempos es lo que se conoce como Efecto ROPO, Research Online, Purchase Offline (búsqueda online, compra offline). Es decir, compras en tiendas físicas que han sido influenciadas por búsquedas en Internet. Los consumidores buscan información sobre el producto, opiniones de otros usuarios y comparan las distintas opciones que tienen. Un 27% de los consumidores hacen esto en la actualidad, la misma cifra que lo hace pero termina comprando en Internet. En cualquier caso, lo cierto es que las compras en tiendas físicas siguen siendo mayoritarias.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Subir