Anuncios
Destacados

Cómo crear un escaparate perfecto para tu tienda

escaparate

En una tienda física los detalles son muy importantes. Cuando los consumidores van de compras no solamente lo hacen porque necesiten adquirir determinados productos, sino también por la propia experiencia que viven cuando lo hacen. Y es que, ante la gran competitividad a la que se enfrentan las tiendas de cualquier sector en la actualidad, una buena oferta ya no es suficiente para atraer a los clientes, sino que a esto debemos añadir una buena experiencia.

Por esta razón, para que quieran acudir a tu tienda, la decoración del establecimiento debe estar muy cuidada, de manera que se sientan a gusto. Tener todos los productos bien organizados, colocar mesas expositoras con ideas sobre el uso que pueden tener nuestros productos, colocar cuadros o láminas con imágenes bonitas y mensajes inspiradores o las plantas y flores pueden dar un toque muy especial a tu negocio.

Pero los detalles no solamente deben cuidarse en el interior de la propia tienda, sino que hay que tener en cuenta que el escaparate es la carta de presentación de nuestro negocio, la que proporcionará la primera impresión a los potenciales clientes y, obviamente, debe ser lo más positiva posible para que deseen entrar.

Se trata de crear un espacio que consiga llamar su atención, que sea atractivo visualmente y que, al mismo tiempo, destaque los valores corporativos de la marca. Algo que muchas veces se descuida en las pequeñas empresas por no contar con un profesional del escaparatismo. Por eso, hoy queremos darte algunos consejos para crear un escaparate perfecto para tu tienda.

Mantén el orden

Los expositores de productos son una magnífica opción para mantener ordenada la tienda. Y no sólo porque de esta forma los clientes pueden encontrar fácilmente lo que están buscando, sino también porque podemos dar ideas de posibles usos o combinaciones que terminen haciendo que el consumidor tome la decisión de compra. Por ejemplo, en una tienda de moda, podemos colocar maniquís con distintos conjuntos y accesorios y grandes espejos para que los clientes puedan saber cómo les quedan.

Pero también pueden ser colocados en el escaparate, que es lo primero que verán de nuestra tienda al pasar por el exterior. Actualmente es posible encontrar una amplia variedad de expositores para tiendas en diferentes materiales, formas y colores para que puedas elegir los que mejor se ajusten al tipo de escaparate que deseas crear.

Planifica el diseño

Antes de empezar, es fundamental invertir un poco de tiempo en diseñar nuestro plan. De lo contrario, corremos el riesgo de que los resultados no sean los que deseábamos. Para ello, lo más sencillo es hacer un boceto en un papel y después definir los pasos que vamos a dar. Al principio, si no lo tienes muy claro, puedes hacer una lluvia de ideas con los pensamientos que te vayan surgiendo y, poco a poco, ir dándoles forma.

Piensa como un diseñador

El gran éxito de los profesionales del diseño de escaparates no radica en que sean magos, sino en que saben comprender a la perfección cada uno de los elementos de manera individual y, a partir de ello, crear un conjunto original y armónico. Para ello, aplican los principios del diseño, tanto en formas como en tamaño, textura y color. Sirviéndose de conceptos básicos para conseguir un escaparate organizado y bonito que logre llamar la atención.

Cuenta una historia

Nuestro cerebro procesa la información de una manera mucho más rápida y sencilla cuando nos cuentan una historia y, para ello, necesitamos saber cuál es el producto que realmente queremos destacar. Al tratarse del primer punto de contacto con el cliente, la historia debe ser clara y convincente. ¿Cómo crear esa historia? Pregúntate cuál es el mensaje que quieres dar, cuáles son los colores que quieres resaltar y qué técnicas quieres utilizar.

Anuncios
Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*







Subir