Noticias y Actualidad

¿Cómo está afectando el escándalo de los datos a Facebook?

Facebook

Resulta evidente que Facebook no está pasando por su mejor momento. El escándalo de Cambridge Analytica ha abierto la caja de Pandora manchando considerablemente la imagen que los usuarios tenían de la marca. Los usuarios están realmente preocupados por la información que han estado compartiendo a través de la red social en los últimos años y en el uso que los anunciantes, las empresas y otros terceros han hecho de ella. Más aún cuando la propia compañía ha admitido que casi todos los usuarios de la red social han podido verse afectados por la recopilación de datos por “agentes maliciosos”.

El escándalo ha hecho que los directivos de Facebook hayan quedado en el punto de mira y que se les estén exigiendo explicaciones al respecto. Debido a ello, ya se ha iniciado una ronda de entrevistas y apariciones públicas en las que se está intentando salvar la reputación y contar a todo el muneo qué es lo que ha ocurrido. Pero mientras que algunas explicaciones parecen sinceras, hay otras que no están haciendo más que agravar el problema. Es el caso de una de las declaraciones más recientes que se han realizado y en las que se decían frases del tipo “si no queréis que se usen vuestros datos, pagad por el servicio”.

Facebook

La compañía ha declarado que no venden los datos de los usuarios de Facebook, pero ha admitido que no podrían mantener la red social si no fuera por ellos. Los consumidores reciben anuncios segmentados en base a la información que recoge Facebook de todos ellos y, si esto no fuera así, estarían obligados a pagar por ser usuarios de la plataforma. Se ha aclarado que no va a hacer pagar a los usuarios por ello, pero que la situación es la que es. No obstante, nosotros no lo tomamos como una reflexión más, cino como un aviso a los consumidores de que las cosas que son gratis tienen sus riesgos.

Por otra parte, Facebook ha hecho hincapié en que no tenía conocimiento sobre lo que estaba haciendo Cambridge Analytica y que si lo habían negado es porque pensaban que los datos habían sido borrados. Además, afirma que es bastante probable que vuelvan a aparecer nuevos riesgos de privacidad en el futuro.

La cuestión es que el escándalo no solamente ha hecho que la percepción que los usuarios tenían de la empresa sea más negativa, sino que los anunciantes también han cambiado su manera de verla porque su reputación podría verse manchada debido a ello, por lo que la red social se enfrenta actualmente a una crisis aún mayor. Quieren estar seguros de que pueden usar los datos y que pueden hacerlo de forma segura ante el temor de ciertos problemas en los que podrían verse envueltas. La cuestión es que no es posible medir con total certeza el impacto del escándalo hasta que Facebook no publique sus datos financieros al cierre de este trimestre fiscal.

En cualquier caso, lo que sí está claro es que la red social ya ha empezado a tomar medidas para blindarse y ofrecer mayor seguridad a los usuarios, aplicando la normativa de la UE en protección de datos a nivel global, que es la más estricta del mundo.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Subir