Marketing

¿Cómo Lego se ha convertido en la reina de los juguetes?

Si preguntamos a la gente qué marca se le viene a la cabeza cuando piensa en juguetes de calidad y con valores positivos, la inmensa mayoría respondería que Lego. Y es que, en los últimos años, la compañía danesa ha logrado convertirse en una de las marcas mejor valoradas por los consumidores y pasar a ser relacioanda con principios positivos, haciéndose además con una legión de fans entusiastas de todas las edades. Fieles a sus productos y convirtiendo a la marca en algo más que simplemente juguetes dentro de sus vidas. Algo que seguramente nunca imaginaron sus propietarios cuando fundaron la marca en el año 1932.

Ole Kirk Kristiansen comenzó a fabricar juguetes de madera hace ya 85 años, pero aquellas primeras creaciones poco tenían que ver con las actuales. El primer ladrillo de Lego no se patentó hasta 1958, pero sí es cierto que ya en sus inicios tenían la esencia de los de hoy: juguetes de casa que pueden unirse de formas muy variadas. De hecho, su nombre significa “juega bien”, lo que refleja claramente la filosofía de sus juguetes. Los consumidores los adoran porque les permite imaginar y crear al mismo tiempo que se lo pasan bien.

Lego

Cuando Kristiansen llevaba ya dos años fabricando juguetes de madera, su empresa empezó a crecer, de modo que seis años más tarde contaba ya con 40 trabajadores en su fábrica. Y, en la década de los 60, cuando pasaron a ser de plástico, la marca volvería a vivir una nueva época dorada.

No obstante, seguramente no sabías que la historia de Lego está plagada de momentos difíciles. Sin irnos más lejos, hace tan sólo diez años la empresa que había reinado en el mundo de los juguetes durante tantos años estuvo a punto de irse a la quiebra. Cualquiera lo habría imaginado cuando hoy es una de las marcas más queridas del mundo y la más importante del sector de los juguetes. ¿Cómo consiguió Lego darle un giro tan impresionante a la situación? La compañía siguió una estrategia muy parecida a la de Apple, lanzando productos innovadores que lograron conectar con los consumidores. La base de todo ello fueron los “productos de culto”, como la línea que lanzó de la saga Star Wars.

Estos productos que tuvieron un gran poder de atracción para los consumidores, fueron complementados además con otros elementos que consiguieron devolverle su anterior posición en el mercado y superar a sus competidores. Lego fue la primera empresa del sector en entender cómo estaban cambiando los nuevos tiempos y supo reaccionar a tiempo para seguir en la cima. Pero además, ha sabido muy bien aprovechar su identidad con otros productos, como las películas y anuncios cargados de originalidad.

Por otro lado, Lego también es una empresa que ha sabido gestionar muy bien sus redes sociales, haciendo llegar su mensaje y conectando muy bien con sus seguidores. Y es que la marca ha sabido comprender muy bien la esencia de las mismas y no ha caído en el error de hablar mucho y escuchar poco. Recopilando toda la información que recibe de sus seguidores y utilizándola en su favor. Incluso llegan a dejar en sus manos decisiones relacionadas con el lanzamiento de nuevos productos. De hecho, sus seguidores generan 20 veces más contenido en la red que la propia marca.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.







Subir