Marketing

Cómo se adapta el contenido a los distintas fases del ciclo de compra

A estas alturas ya no es un secreto para absolutamente nadie que el contenido es un arma fundamental para toda empresa que quiera tener relevancia en internet, sobre todo lo que queremos es atraer al usuario hacia nosotros.

Para ello, usar contenido inteligente es una alternativa muy interesante, pues nos permitirá utilizarlo adaptando cada pieza de contenido a la fase del ciclo de ventas, también llamado embudo de compra. Así, el contenido inteligente facilita que los contenidos esté completamente adaptado a las necesidades de nuestros clientes y nos facilitará la consecución de las conversiones, y además, también facilita la navegación para cada usuario.

El secreto de utilizar este tipo de smart content o contenido inteligente reside en el uso de las cookies de navegación, puesto que mientras el usuario navega por la web y va avanzando por las distintas fases de compra, automáticamente el Sistema de Optimización de Contenidos aprende el comportamiento del usuario y los almacena, proporcionando información interesante para el usuario.

El contenido inteligente crea capas distintas de contenido que, dependiendo de la fase del ciclo de compra en la que el usuario esté en ese momento, se mostrarán unos u otros contenidos, capas que, por otro lado, son capaces de identificar cada capa del ciclo, y que son completamente personalizables en función a la estrategia que sigamos.

Al entrar en una web podemos encontrar contenidos generales, y, conforme nuestras visitas son más recurrentes esa web aprende qué es lo que nos interesa más o menos, y, en base a esa información, empiezan a mostrarse contenidos distintos, eso sí, para esto es imprescindible que el usuario que visita nuestra web haya aceptado la política de cookies y cuyos datos ya tengamos.

No cabe ninguna duda de que la implantación de una estrategia de contenidos tiene una gran cantidad de ventajas y beneficios para una empresa. Y es que los contenidos bien utilizados son muy útiles y beneficiosos no solo para mejorar nuestra imagen de marca o para nuestro posicionamiento web, sino que también nos permite acelerar el proceso y las fases de compras mientras los direccionamos hacia la fase final del embudo.

Además, en una fase avanzada del embudo el usuario puede ver cuáles son los enlaces más adecuados para él, ya sea una demo o un precio especial. Por otro lado, esta estrategia en la que se usa el smart content es muchísimo más efectiva y eficaz si le añadimos procesos de lead nurturing y lead scoring.

Con el lead scoring conseguimos clasificar a los distintos clientes, con lo que conseguiremos saber los contenidos más adecuados para que cada uno de ellos visualice, mientras que con el lead nurturing enviamos emails personalizados para ofrecer al cliente información distinta y relevante. Si a estos emails le añadimos los contenidos inteligentes, conseguiremos adaptar los contenidos a la fase del embudo en la que se encuentre el usuario.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.







Subir