Marketing

Conoce a tu historia para conocer tu marca

¿Te has preguntado alguna vez cuál es tu historia? Es increíble cuántas personas, ya sean profesionales o dueños de empresas no son capaces de responder a esta pregunta…

Es muy posible que una marca funcione sin conocer su propia historia, pero te aseguro que lo hará mejor si la conoce.

Puede ser también que sepas todo sobre sus orígenes, de dónde viene, pero puedes no conocer o estar seguros de dónde están y tener una incertidumbre total acerca de hacia dónde se encaminan sus pasos. Si esto ocurre, la marca no tiene una buena.

Y es que la historia de una marca le da su propósito y le muestra un camino a seguir.

Es por este motivo por el que el CMO cada vez tiene más influencia y mucho más peso dentro de las marcas y de las empresas. Piensa que el CMO es, junto al CEO, el guardián de la marca o de la empresa. 

El CMO se ocupa de que el contenido que se crea siempre tenga relación con la historia de la marca o empresa, ya sea un blog, o un vídeo, eso da igual, siempre debe ser una manifestación y una extensión de la misma.

Por otro lado, la estrategia se define siempre como un plan de acción especialmente diseñado para lograr una meta, un objetivo, mientras que la historia es una serie de eventos conectados que llevan a una conclusión y a un fin. Diciéndolo de otra forma, la historia es la estrategia que cobra vida, mostrando cómo la estrategia se puede anclar al contexto. Es la estrategia puesta en marcha.

Es realmente sorprendente la gran cantidad de empresas y marcas que no pueden dar un sentido a su existencia, y son empresas que se centran en objetivos específicos, financieros y de aumento de rendimiento. Ojo, este trabajo se tiene que hacer, pero antes, debes determinar el propósito, antes de fijar objetivos. Y tu propósito es tu historia.

Es nuestra misión como profesionales crear conexiones entre nuestros clientes y nosotros, y entre nuestros clientes y sus clientes, sobre todo a la hora de hacer marketing de contenidos. Puede no ser fácil, pero vale la pena.

Las marcas y empresas que tienen una buena historias son las que funcionan mejor. Y una historia siempre tiene un protagonista. Por eso tienes que contar la historia de dónde vienes y adónde vas. 

Las historias nos inspiran mucho. Cuando escuchamos o leemos historias, queremos que los personajes tengan éxito. Y la empresa que conoce y vive su historia son las que realmente tienen éxito.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.







Subir