Social Media

Creando una marca social

Hoy en día nadie pone en duda la necesidad de que una marca sea social.

Esto implica que la marca sea capaz de relacionarse directamente con el usuario, que le hable de tú a tú y que pueda responder a sus demandas sin ningún obstáculo que dificulte esta conversación.

Uno de los principales principios es la democratización, es decir, romper las barreras que tradicionalmente se establecían entre marca y usuario para dar lugar a una relación de confianza entre ellos. La democratización implica que los clientes, los consumidores, se convierten en prosumers que pueden prescribir nuestros productos con sus interacciones, por lo que es más que necesario vincularlos a nosotros y fomentar su participación en el producto, hacerlo de ellos.

Es necesario también darle un toque personal a la marca, algo que nos distinga de los demás y nos haga inconfundibles. Debemos establecer cómo representaremos a la marca, así como sus capacidades dentro de la empresa, saber qué pueden y qué no pueden hacer. Además, dentro de la caracterización también es preciso definir la relación marca- cliente.

La vocalización es igual a reinvención. Tenemos que renovarnos por completo para adoptar una voz, que será con la que hagamos llegar al cliente nuestro mensaje. Nuestra voz tiene que ser adecuada al tipo de situación que nos encontremos, y nunca puede ser igual, ya que ninguna situación es igual que otra, como en la vida real.

Necesitamos sistematizar nuestra presencia en Social Media generando contenido de calidad a través de las diferentes plataformas que tenemos a nuestro alcance y en las que el usuario pueda interaccionar con nosotros, organizando también ese contenido de manera que tenga un alcance mayor al ser posible encontrarlo fácilmente.

Por otro lado, la organización es fundamental. Es vital que sigamos un plan de Redes Sociales para enfocarnos en un aspecto y una organización de nuestras acciones, para así lograr vincular a más usuarios.

Finalmente, la visualización de los resultados es crítica. Necesitamos analizar si nuestros esfuerzos están dando los frutos que esperamos, y, en caso contrario, modificar aquellos aspectos de nuestra estrategia que no estén funcionando adecuadamente.

En resumen, es posible hacer social nuestra empresa, pero para pasar del 1.0 al 2.0 es fundamental seguir un plan preestablecido, que será el que marque nuestro éxito o nuestro fracaso.

4 de comentarios

4 Comments

  1. inma jimenez

    10 junio, 2013 en 9:54

    Hola, chicos.

    es cierto que aún la idea de crear estrategias de branding está poco asentada entre nuestras marcas, pero por fortuna, cada vez más se va tomando conciencia de su necesidad.

    La marca se ocupará de cuidar su imagen y de construir su marca en la red, su identidad digital conforme se vaya dando cuenta de que es fundamental para ella.

    Un saludo!

  2. Joel Pinto

    10 junio, 2013 en 9:52

    ¡Hola, Inma!

    Creía agregar solamente que una marca, para ser realmente social, debe entender su negocio más allá de las transacciones económicas y valorar adecuadamente las relaciones con los clientes.

    Una marca que solamente perciba su negocio desde el punto de vista transaccional, hará un pésimo trabajo social porque, de entrada, relacionarse con sus clientes de una manera “social” no les interesa.

    Muy bueno tu artículo de hoy. Lo comparto como siempre con gusto.

  3. Jose Manuel

    6 junio, 2013 en 18:23

    Totalmente de acuerdo en que para socializar nuestra empresa lo mejor es establecer un social media plan para ir haciendolo progresivamente, con unos objetivos que cumplir, unos indicadores y una mediciòn y seguimiento.

    La parte que comparto menos es el cuidado o construcción de la imagen de marca en redes sociales. Crees que la empresa, que por norma general no hace estrategias de branding, se va a ocupar de hacer, mantenr o construir imagen de marca social?

    Enhorabuena por el post!!!!

    • Joel Pinto

      10 junio, 2013 en 9:50

      Hola, José Manuel

      Disculpa que me meta en una conversación que no me pertenece, pero me llamó mucho la atención el final de tu comentario. Las marcas (o para lo más simple) empresa debe ocuparse de crear una imagen de marca social, o de lo contrario, su paseo por los medios sociales será sencillamente eso: un paseo.

      Las redes sociales deben ser siempre vistas como una herramienta que se añade a un plan de marketing ya existente, por muy sencillo que éste sea. La obligatoriedad de tener un plan y objetivos concretos, ya la has mencionado tu, el tema de la imagen debe partir de la necesidad de mantener una línea coherente, que el usuario pueda identificar con claridad.

      Aunque, como bien lo dices, son pocas las empresas que tienen una estrategia de posicionamiento de marca definida.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.







Subir