Noticias

¿Cuál es el coste de estar fresco en verano?

trabajo

trabajoEstamos en verano. Las olas de calor se suceden una tras otra. Las temperaturas suben hasta un grado insoportable.

En estas situaciones extremas, el aire acondicionado se perfila como el gran salvador en la mayoría de los hogares. Por esta razón, este equipamiento es uno de los más solicitados cuando se busca casa, según los análisis de Nuroa.es. Elaborando una infografía, el metabuscador inmobiliario ha cuantificado entre sus anuncios el número de viviendas con sistemas de refrigeración y lo ha comparado con el clima de cada zona.

Según los datos del portal, que ha analizado las principales capitales de las provincias españolas, se pueden sacar las siguientes conclusiones:

  1. Las ciudades de la zona mediterránea, cuyo clima es más cálido, son las que tienen más sistemas de refrigeración en sus hogares, con una tasa que oscila entre el 18 y el 22% del total de viviendas. Murcia, con una temperatura media en julio de 27,2 grados, sería la capital de provincia de clima mediterráneo con mayor porcentaje de viviendas con aire acondicionado (22,6%), seguida por Sevilla (19%), Barcelona (18,65%) y Valencia (16,87%).
  1. El segundo área con más casas y pisos equipados con aire acondicionado es la buena parte del centro peninsular con clima continental. En esta zona se registran cifras de equipamiento que oscilan entre el 5% de las áreas más frías (como Valladolid) hasta el 19% de las más cálidas (como Mérida). En medio quedan Madrid (20,1% de viviendas equipadas con sistemas de refrigeración), Zaragoza (17,2%) o Toledo (19,9%).
  1. En el tercer lugar está la zona Atlántica española, donde el aire acondicionado parece menos necesario. En este área sólo un 1,6% de las viviendas cuenta con sistemas de refrigeración. Las ciudades con mayor equipamiento son Santiago de Compostela (con una temperatura media durante agosto, su mes más cálido, de 20 grados y 1,73% de equipamiento refrigerante en los hogares) y Santander (que se queda en 19,9 grados en agosto y 1,73% de aires acondicionados).

No obstante, el aumento del uso de sistemas de refrigeración lleva aparejado otro dato: el incremento de la factura de la electricidad, es decir protegerse del calor tiene también un sobrecoste.

Como indican los datos de Red Eléctrica Española, la demanda peninsular de energía eléctrica en el mes de julio de 2015 aumentó un 5,4% con respecto al mismo mes del año anterior, registrando los principales picos en las áreas más calurosas, principalmente de la zona mediterránea. En concreto, el consumo medio de un hogar (con una potencia contratada de 4Kw) es de 270 kilovatios. Sin embargo, en julio, debido al uso de sistemas de refrigeración, ventiladores y neveras, el gasto de energía se disparó hasta rozar los 300 de consumo medio por vivienda.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.







Subir