Marketing

Cuando todo se acaba

Toda relación entre empresa y cliente llega a su fin. Esta es una de las mayores verdades que debe afrontar todo emprendedor.

Es cierto que cuando esto ocurre hay numerosas desventajas pero no debes desanimarte. Si tu cliente decide irse con tus competidores, aprovecha el momento por ganarte a un nuevo cliente. Quizás esto te ayude a descubrir un nicho de mercado muy interesante sobre el que nunca antes te habías centrado.

Debes tener en cuenta que perder a un cliente te supondrá una necesidad instantánea de buscar a nuevos  consumidores. En caso contrario, estarías exponiendo a tu empresa a un peligro innecesario. No olvides que al fin y al cabo tu principal objetivo es tener consumidores satisfechos que estén gastando constantemente parte de sus recursos en la adquisición de los productos o servicios que ofreces.

Es decir, si de repente algún target deja de adquirir tu producto, no te preocupes. Tan solo debes centrarte en encontrar el nicho que más beneficios económicos podría traerte. Pues cosas como la que estoy describiendo ocurren con demasiada frecuencia en el mundo empresarial. A ello se deben las sorprendentes campañas de algunas multinacionales. De repente observamos un spot muy arriesgado que no va conforme a lo que hasta ahora la marca había comunicado. ¡Pues claro! Ahora ya quieren vender el producto a otro tipo de personas que les traerán mayores beneficios.

En definitiva, no le temas a que tu consumidor te abandone. El miedo podría convertirse en tu peor enemigo, trayendo consigo numerosas desventajas.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Subir