Email Marketing

Cuidado con los mensajes personalizados

mensaje personalizado¿Enviar un mensaje personalizado? ¡Sí, pero con cuidado! Seguramente hayas leído una y otras vez lo bueno que es enviar mensajes personalizados a tus posibles compradores. Pero, ¿es esto realmente así? ¿Hay peligro en llevar a cabo tácticas publicitarias de este tipo?

Los mensajes personalizados son algo muy positivo puesto que consiguen crear una relación de cercanía y romper las barreras existentes entre marca e individuos. Sin embargo, debo aclarar una cosa muy importante, y es que los mensajes personalizados podrían crear rechazo.

Imagina que recibes un email en el que se anuncia un pack promocional de televisión y teléfono por un precio especial. No conoces la marca, pero ella te conoce a ti. Sabe hasta tu nombre y que recientemente has tenido la necesidad de adquirir un paquete como este.

Te pones a pensar y no has pedido presupuesto en ninguna página, tampoco te has puesto en contacto con empresas intermediarias. ¿De dónde han obtenido información tan personal? ¿Será una marca de la que podrías fiarte?

A veces nos asusta la cantidad de información personal que las marcas compran y revenden. Esto hace que mensajes de este tipo, que no han sido solicitados ni esperados, creen rechazo.

Las compañías deben ser conscientes de que no es bueno entrar en el espacio personal de las personas sin que éstas lo hayan solicitado. ¿Qué pasaría en caso contrario? El cabreo y la no compra.

Pero dicho cabreo podría traer más problemas consigo mismo. Las redes sociales han puesto al alcance de los individuos unas plataformas en las que expresar las quejas y sugerencias. Estas plataformas pueden ser utilizadas para dañar a la marca, llegando incluso a crear el entorno perfecto para el surgimiento de crisis empresariales.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.







Subir