Marketing

Deja que el consumidor fije el precio

El consumidor es el que está tomando en sus manos todo el poder. Las cosas están cambiando y ahora no son las compañías las que realizan todas las decisiones importantes.

Ésta es la razón por la cual es exactamente el consumidor el que debe decidir el precio. Por supuesto, los directivos deben fijarlo pero esto pasará tan solo después de tomar en consideración y analizar cuidadosamente las preferencias de los individuos.

Uno de los pasos más importantes a la hora de fijar el precio es descubrir cuánto está dispuesto a pagar el consumidor por el hecho de adquirir el producto o disfrutar el servicio en cuestión. Es de vital importancia descubrir el precio exacto. Pues si ponemos uno muy por debajo o por encima de las expectativas del posible comprador tendremos problemas.

Puede ocurrir que nuestro target, en función del precio que observa, se cree una impresión equivocada de la calidad o de lo que espera obtener al adquirir el bien o servicio. ¿Qué ocurriría en estos casos? Decepción, que por supuesto lleva consigo asociadas críticas en la web y entre los círculos cercanos.

Otra gran ventaja que obtenemos cuando es el consumidor el que fija el precio es que encontramos la proporción perfecta y maximizamos los beneficios. En definitiva, evitamos todas las pérdidas que podría llevar asociada una fijación de precio mal calculada. Aunque debemos considerar también que los esfuerzos que se invierten para descubrir el precio perfecto son muy grandes, pero mejor tardar más tiempo pero crear una estrategia de marketing sostenible que tardar poco y fracasar.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.







Subir