Noticias

Desconectar del trabajo durante las vacaciones

desconectar del trabajo

Se estima que la falta de desconexión laboral repercute negativamente en la salud física y mental de quienes acostumbran a no romper con la rutina y, en gran medida, debido al avance tecnológico que favorece la conectividad 24/7 entre trabajador y empresa. Por ello, Francia consideró necesario establecer una regulación al respecto conocida como Derecho a la Desconexión Digital del Trabajador.

En este contexto, el año pasado fue estrenada Loi Travail, una reforma laboral que obliga a las organizaciones, con independencia de su tamaño, a poner en marcha mecanismos de regulación del uso de los dispositivos digitales con la finalidad de limitar o impedir el acceso de los trabajadores a sus dispositivos una vez finalizada su jornada, o iniciado el periodo vacacional.

Para conocer en qué medida los españoles disfrutan de su tiempo libre sin pensar en el trabajo, y cómo las nuevas tecnologías afectan a la capacidad de desconexión, la Comunidad Laboral Trabajando.com – Universia ha realizado una encuesta, en la que han participado 1.720 personas. Entre los resultados destaca que el 45% de los españoles afirma que en la era digital es más complicado desconectar del trabajo, mientras que el 35% asegura que es “cuestión de aprender”. Por el contrario, el 17% de los participantes cree que no es más complejo que antes.

Del total de encuestados, el 39% afirma que sí desconecta durante sus vacaciones, siendo un 31% los que confirman que no, y el 30% restante que comenta hacerlo “a medias”.

Los participantes que sí desconectan explican que para poder desconectar abandonan su residencia habitual (28%), apagan el móvil (21%), o que no revisan el correo electrónico corporativo (19%), siendo un 32% los usuarios que aplican todas las medidas anteriormente mencionadas.

En cuanto a los factores que influyen en la falta de desconexión, el 50% de los participantes apunta como principal motivo su alta responsabilidad profesional, el 42% confiesa cierto grado de adicción al trabajo, y el 8% asegura no sentir confianza en la persona que le sustituye.

Según los expertos, el no romper con la rutina durante algunos periodos del año, puede derivar en problemas de estrés que, a su vez, pueden conllevar daños en la salud física o psíquica de los trabajadores. Para el 21% de los que no desconectan el principal perjuicio es no conseguir reducir el nivel de estrés, para el 29% no existe tal conflicto pues aseguran “mantener el ritmo”, mientras que para el 50% la principal desventaja es bajar solo ligeramente la tensión.

El sondeo finaliza con preguntas relacionadas con la forma en la que se cogen las vacaciones. El 73% prefiere cogerlas divididas frente al 27% que lo hace de manera ininterrumpida. En cuanto al lugar elegido, el 49% de los encuestados apuestan por un destino nacional, frente al 28% que se quedarán en su residencia habitual, seguido del 23% que cruzarán fronteras.

Javier Caparrós, director general internacional de Trabajando.com y HR- Consulting explica: “Es más que necesario tener la capacidad para desconectar del trabajo días libres, festivos y periodos vacacionales. Es una cuestión que se aprende, por lo que si no lo conseguimos, deberemos articular medidas para hacerlo. Las consecuencias de no dejar de pensar en nuestras responsabilidades puede acarrear serios problemas de salud”, y añade: “Quizás medidas como las insaturadas en Francia sirvan de ejemplo para el resto de países sobre cómo la legislación debe ir de la mano de la evolución social y digital para garantizar derechos como es el de la desconexión”. 

desconectar del trabajo

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.







Subir