Conceptos

El dropshipping, una alternativa al stockage

dropshippingEn los tiempos que corren, si tienes un negocio o si quieres abrir uno, tienes que vender un producto, y, al mismo tiempo, tienes que comprar ese producto para poder venderlo en tu tienda. ¿Y qué pasa si no lo consigues vender? ¿Qué ocurre si tu negocio físico no consigue tener el impacto que tú esperas?

La venta online es una forma de negocio que ofrece muchas ventajas, como por ejemplo, no tener necesidad de contar con un emplazamiento físico, y para un negocio online, el dropshipping es el aliado perfecto.

El dropshipping implica no necesitar disponer de la mercancía física en un almacén, sino que, nosotros vendemos un producto de nuestro catálogo, lo compramos a un proveedor y es el mismo proveedor el que lo manda al cliente, sin tener nosotros que gastar dinero en gastos de envío, además de ahorrarnos las molestias de tener que enviarlo. Digamos que, usando el dropshipping, tú eres simplemente un intermediario entre proveedor y cliente final.

Pero, como toda forma de negocio que se introduce poco a poco, el dropshipping tiene sus partidarios y, por supuesto, tiene sus detractores. Los primeros lo ven como una manera genial de entrar poco a poco en el comercio electrónico, pero los detractores piensan que es una especie de estafa. Bueno, la mejor forma de echar un poco de luz es informarse más.

No obstante, el dropshipping ofrece ventajas y desventajas, como todo. Como ventajas, cabe decir, por ejemplo, que necesita menos capital para empezar al no necesitar inversión en instalaciones o suministros, simplemente en el producto, y tampoco precisa manejar los artículos o controlar inventario, eso lo hace el proveedor que lo envía. Puedes trabajar prácticamente desde donde te apetezca y haya conexión a internet, y, puedes disponer de un gran catálogo de productos, dependiendo de tu proveedor, eso sí.

Eso sí, como desventaja, el dropshipping deja márgenes bajos de beneficios, y dependes del stock que tenga tu proveedor, y bueno, los estás sujeto a que el proveedor pueda enviar por error productos que el usuario no ha pedido. Y tendrás que solucionarlo tú.

A la hora de crear una web para vender con dropshipping, tiene que ser atractiva y llamativa, que cuando el usuario la vea, lo primero que piense es que quiere comprar todos los productos que tienes en ella. Para ello, debes elegir una plantilla, o hacerla desde cero, como tú veas, que sea fácil de navegar, clara, en la que tus productos destaquen sobre el resto de los elementos de la página web y que, una vez más, llame la atención del usuario.

Para ello, debes buscar y elegir unas fotos que resalten la calidad de los productos que ofreces, unas fotos bien hechas que den sensación de profesionalidad y de saber hacer las cosas, no una foto que encuentras en Google y cojas de mala calidad, oscura y en la que no se vea nada de lo que estamos hablando. Existen recursos de fotos gratis a los que acudir. El dropshipping, como todos los negocios, tiene que llamar la atención con fotos atractivas.

 

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.







Subir