Influencers

El influencer marketing, ¿rentable para startups? – Guest Influencer Emilio Márquez Espino

Emilio Márquez Influencer marketing SoloMarketing

Emilio Márquez Espino Guest Influencer

En los últimos meses se ha hablado largo y tendido sobre las estrategias de comunicación basadas en influencers, un camino que están siguiendo muchas empresas de diferente nivel, tanto grandes como pequeñas, de cara a aumentar el impacto de sus productos en la audiencia potencial. Pero estamos ante estrategias que habitualmente no son baratas, lo que hace que se produzca cierto rechazo.

A este rechazo inicial debemos sumar que plantear mal una estrategia de influencer marketing puede terminar haciendo con toda la campaña se vaya al traste y perdamos dinero. causando a su vez un impacto negativo general sobre el marketing de influencers, que se valora como algo no rentable o demasiado difícil de rentabilizar, y no como un canal donde la campaña se ha ejecutado mal.

En muchas ocasiones recibo la pregunta de si el influencer marketing es positivo para una startup, y tengo clara la respuesta: sí que puede serlo. Algunos dirán que el coste es demasiado elevado para asumirlo en los planes de marketing de una pequeña empresa, pero la realidad puede ser bien diferente: solo hay que saber en qué tipo de influencers se debe invertir para conseguir nuestros objetivos.

Si nos fijamos en los primeros espadas del sector, los que cuentan con varios millones de seguidores en sus plataformas sociales (Instagram, Youtube, Twitter, etc.), es altamente probable que tengamos que invertir varios cientos de miles de euros para realizar campañas con menos de cinco personalidades. ¿Qué pasa si bajamos un poco nuestro punto de mira y nos aproximamos a otro perfil de influencer?

Aquí es donde entran en juego los microinfluencers, esto es, perfiles de menor tamaño en masa de seguidores e impacto, pero cien por cien coincidentes con nuestro público objetivo. Es cierto que el nivel de impacto directo de manera unitaria es menor, pero también reducimos mucho el coste de las campañas, aspecto que nos permite apostar por una masa mayor de influencers, lo que nos expone a un mayor público.

Al decantarnos por una estrategia de microinfluencers debemos afinar de manera quirúrgica la selección de los influencers que nos acompañarán en la campaña, Conviene estudiar el público objetivo real existente entre sus seguidores (posición, edad, nivel cultural, etc.). para elegir de manera precisa a quién nos vamos a dirigir porque es un campo donde podemos caer en errores con facilidad.

Conozco casos de campañas con grandes influencers que se han realizado por la mera inercia del “tiene millones de seguidores” sin estudiar previamente el mercado y el resultado ha sido devastador para la marca: miles de euros invertidos en una sola campaña que ha tenido un retorno de inversión mediocre, resultado que provoca un descontento general en el departamento de marketing y en la dirección.

Seleccionando correctamente el perfil del influencer podemos obtener un retorno de inversión alto además de un importante ahorro de costes en las campañas. Piensa que en ocasiones las campañas con microinfluencers no siempre van regidas por un pago directo, sino que se pueden fomentar modelos de negocio atractivos para la startup como el coste por acción (CPA) e incluso el pago en productos o servicios.

Además, forjar desde cero nuestra propia cartera de microinfluencers nos va a ayudar a crear relaciones profesionales a medio-largo plazo. Apostar por talentos que son más desconocidos creará un vínculo especial que aportará beneficios a ambas partes y que contribuirá a crear un clima de trabajo favorable para el producto que estemos promocionando. Es la mejor estrategia que podemos seguir.

En lo personal estoy muy a favor del marketing de influencer siempre que lo ejecutemos con planificación y cabeza. Prácticamente lo único negativo de esta estrategia de comunicación es que cometamos errores básicos a la hora de fijar el target de nuestras campañas, paso en falso que probablemente daremos por inexperiencia cuando comencemos a trabajar con influencers.

Si conseguimos solucionar esta cuestión, tendremos un enorme camino por delante para recorrer y los resultados, con costes reducidos, pueden ser muy favorables para la startup. Solo hay que afinar al máximo nuestro target, encontrar influencers en los que sean coincidentes y crear campañas que resulten atractivas al público. Eso, no obstante, es otro tema que también daría para debate…

Autor: Emilio Márquez, CEO de La Latina Valley. En Redes Sociales:
Vídeos en YouTube
@EmilioMarquez en Twitter
Página profesional Emilio Márquez en Facebook
Perfil en LinkedIn

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.







Subir