Noticias

El sector sanitario apuesta por las nuevas tecnologías

Analizar el papel de la innovación tecnológica sanitaria en la modernización y adaptación del Sistema Sanitario en los cambios sociodemográficos y asistenciales ha sido el eje central del XX Encuentro del Sector de Tecnología Sanitaria, organizado ayer en Madrid por la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (Fenin) y ESADE. El encuentro, que ha sido inaugurado por el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, ha reunido a más de 200 empresarios y directivos del sector de tecnología sanitaria, representantes de la Administración, gerentes de hospitales, miembros de sociedades científicas y profesionales sanitarios.

En opinión del ministro “es necesario contener el crecimiento del gasto sanitario, no el volumen” y llegar a acuerdos con los agentes del sector para hacer más eficiente la gestión. En este sentido, el ministro ha hecho referencia a la puesta en marcha del programa de actualización de inversiones en tecnología sanitaria, coordinado de forma conjunta con el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad para renovar el parque tecnológico de los centros asistenciales del Sistema Nacional de Salud.

Tal y como se ha puesto de manifiesto en el Encuentro, el modelo sanitario está en evolución por la necesidad de adaptarse a la nueva estructura demográfica, envejecida, crónica y dependiente, y al entorno económico actual para garantizar su eficiencia y sostenibilidad. En este sentido, Jesús Fernández Villaverde, profesor de economía de la Universidad de Pennsylvania ha analizado el impacto social del sector sanitario, a la vez que ha identificado tres grandes retos a los que debe responder la sociedad para afrontar los cambios demográficos y asistenciales. “Debemos pensar en un sistema de futuro que premie e incentive la innovación, establezca un control de costes para obtener el mayor rendimiento de las inversiones apoyándonos en las TIC y en cambios organizacionales y sea capaz de aprovechar las oportunidades para la eficiencia que supone el big data“.

Para ello, Enrique Álvarez, vicepresidente de Fenin, señala que “el sector de tecnología sanitaria actúa como acelerador de la recuperación gracias a su espíritu innovador que permite mejorar la eficiencia del sistema y proporciona ahorros directos e indirectos. Además de un impacto positivo en el ámbito social y sanitario y en la calidad de vida de los pacientes”.

“El sector de tecnología sanitaria, con una inversión del 9,5% de su facturación en I+D+i, es pionero en la incorporación de productos y soluciones innovadores. Una apuesta que se traduce también en la estabilidad empresarial y favorece la presencia internacional del sector, uno de los elementos clave y diferenciados de las empresas de tecnología sanitaria” señala Daniel Carreño, presidente de Fenin. El sector de tecnología sanitaria colabora activamente por y para que la “Marca España” como distintivo de calidad, atraiga inversiones, genere empleo y nos ayude a alcanzar la prosperidad que todos deseamos para nuestro país, aclara el presidente Daniel Carreño.

En opinión de Enrique Verdeguer, director de ESADE Madrid, “la recuperación exige de sectores dinámicos que sirvan de palanca para la economía española. La Sanidad, como sector innovador y tecnológico, contribuye al crecimiento y desarrollo del país. La apuesta debe ser decidida por parte de las autoridades sanitarias y propiciada también por el propio sector: no hay mejor inversión que la destinada a la mejora y prevención de la salud de los ciudadanos”, señala el director de ESADE Madrid.

Evaluación, compra y gobernanza eficientes

La industria de la tecnología sanitaria comparte con la Administración la necesidad de una estrategia para la eficiencia basándose en la capacidad innovadora. En este sentido, la incorporación de nuevos modelos de gestión y contratación diseñados por las CCAA debe favorecer la introducción de innovaciones, capaces de aportar valor y eficiencia al sistema sanitario.

Los expertos apuestan por avanzar en el diseño de procesos estandarizados, transparentes y agiles en todo el sistema y facilitar no solo el acceso de pacientes y profesionales a las mejores soluciones posibles, sino también para estimular la actividad innovadora y el desarrollo de soluciones futuras. Los beneficios de la innovación en el proceso asistencial y la opinión de los profesionales sanitarios deben ser considerados como criterios básicos de decisión en la adquisición de tecnología.  En opinión de Enrique Álvarez, “es necesario unificar criterios en  los diferentes modelos de las CCAA, y en las actuaciones a veces divergentes entre los hospitales de un mismo servicio de salud. La capacidad innovadora del sector se verá potenciada con modelos de compra pública transparentes, flexibles, que aparquen los criterios puramente economicistas y tengan en cuenta el valor del coste total de todo  el proceso y la opinión de los profesionales sanitarios.

En este sentido, la incorporación de la tecnología sanitaria en otros países de nuestro entorno ha venido marcada por tres grandes tendencias de actuación: la evaluación moderna de tecnologías sanitarias, la adopción de sistemas de compra basados en el valor del producto o servicio y las mejoras en la gobernanza en las instituciones sanitarias. En opinión de Eduard Portella, presidente de Antares Consulting “es necesario apostar por agencias de evaluación de tecnologías sanitarias “capaces”, independientes y con informes vinculantes; contar con sistemas de compra de tecnología basados en el valor de la tecnología y que eviten la homogeneización basada en el precio y sobre todo, incorporar una nueva forma de gestionar los servicios públicos para introducir criterios de eficiencia y profesionalización, diferenciando las figuras del regulador y del gestor”.

Colaboración eficiente

La colaboración público-privada y la coexistencia de dos modelos de provisión sanitaria se han visto potenciados por la crisis económica y España constituye uno de los países que más se están sirviendo de este instrumento de gestión para ampliar los recursos, la eficiencia y la capacidad asistencial de las CCAA.

En este contexto, la eficiencia mediante este partenariado debe contar con un marco normativo y de buenas prácticas adecuado, una orientación estratégica clara y garantizar la transparencia en la  selección de los partners, así como en los procesos de seguimiento y evaluación. Fruto de esta colaboración son las iniciativas innovadoras en el área de las TICs que están permitiendo optimizar los recursos asistenciales, además de aportar seguridad y eficiencia.

Una de las áreas clave de mejora en la incorporación de la innovación al sistema sanitario es la renovación del parque tecnológico. La situación de crisis económica ha provocado un descenso en la capacidad de compra de servicios de salud, un aumento de la obsolescencia y una reducción de la inversión en el mantenimiento de los equipos. Tal y como se ha puesto de manifiesto en el Encuentro es necesario abordar un plan de choque para la actualización tecnológica de los equipos instalados en los centros sanitarios y planificar la renovación urgente de los equipos más antiguos para garantizar la eficiencia y la calidad de los procedimientos.  “España está a la cola de Europa en renovación tecnológica: el 30% de los equipos de diagnóstico, monitorización y terapia instalados tienen más de diez años, tres veces más que las recomendaciones de seguridad europeas, que establecen que al menos el 60% del equipamiento médico debe tener una antigüedad de instalación inferior a los cinco años” aclara el presidente de Fenin.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.







Subir