SEO

El SEO y la psicología del sentido común

Cada día se escriben cientos de artículos sobre posicionamiento web y marketing online indicando las mejores técnicas, los aspectos más relevantes del marketing web. Sin embargo son pocos los que se acercan a la materia desde un punto de vista psicológico.

Sí es verdad que hay muchos artículos sobre la experiencia del consumidor y su comportamiento en la web. Muchos y muy interesantes, ya que es uno de los aspectos centrales en el marketing.

Sin embargo, en este artículo me gustaría resaltar la importancia de la psicología propia en la profesión SEO, el modo en que los profesionales del marketing online nos acercamos a los diferentes páginas web y cómo esa información se puede aplicar a nuestros proyecto de manera complementaria a los estudios sobre marketing de consumo y comportamiento del consumidor.

Una de las primeras lecciones que me dieron cuando comenzaba a trabajar como SEO es que se debe aplicar el sentido común. Siempre que se empieza un proyecto SEO y se analizan las palabras clave, el primer paso es precisamente ese, poner en práctica el sentido común más elemental y la psicología más básica para responder a la pregunta: “Si quisiera información sobre este producto, ¿cómo lo buscaría?”.

A partir de ahí, se comienza el trabajo de investigación mediante herramientas de búsqueda de palabras clave, las búsquedas sugeridas de Google, etc.

El estudio de palabras clave no es el único punto donde es interesante aplicar los principios de la psicología más elemental. Si algo caracteriza a los profesionales del marketing online es que somos a la vez usuarios web, consumidores y profesionales.

Nuestra experiencia como usuarios web es fundamental para nuestro trabajo, por ello debemos estar muy atentos a los elementos web que en otras webs nos dan pistas sobre lo que puede funcionar o no en nuestros proyectos.

Según los objetivos, los elementos que nos pueden ser útiles son:

  • Si queremos vender, analizar los elementos web que a nosotros nos han dado confianza para la compra; testimonios, certificados de venta online, red de tiendas físicas, teléfono de contacto, política de devoluciones, etc.
  • Si queremos conseguir base de datos; ver qué elementos nos han convencido a nosotros para dejar nuestros datos; productos gratis, promociones, etc
  • Si queremos que cliquen en la publicidad de nuestra web, estudiar las posiciones y los formatos que más nos han llamado la atención; insertarlos entre el texto, ubicarlos en temáticas muy similares, etc.

La capacidad que tengamos de analizar nuestro entorno es tan importante como saber interpretar los datos de la analítica web o estar al corriente de los diferentes estudios de comportamiento del consumidor. Debemos ser capaces de exprimir toda la información que llevamos dentro y confiar más en nuestras intuiciones.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.







Subir