Social Media

¡El social media es una fábrica de influencias! ¿Cómo transformarlo en crecimiento para nuestra marca?

El marketing se ha transformado en el nexo conductor de las relaciones entre consumidores y productores. Es cada vez más frecuente observar cómo marcas unipersonales, procedentes de micro emprendimientos, se lanzan al universo del social media con la sola ayuda de un equipo conformado por talentos individuales.

Estar en el social media se torna cada vez más complejo y exigente, salvo claro, para aquellas marcas personales y de empresa, que sean capaces de definir claramente, el sentido que tienen las estrategias de marketing más allá de la promoción, la visibilidad y el crecimiento.

Las cifras de negocio sólo experimentan crecimiento, cuando hemos demostrado que somos capaces de construir vínculos sólidos, honestos y comprometidos. ¡Y todo ello en un universo ubicuo y 100% dinámico y expuesto!

Conocer al cliente, relacionarnos con él, saber qué le preocupa, en qué ocupa su tiempo, identificar sus necesidades e intereses, deben ser objetivos esenciales para las marcas en sus estrategias de marketing en el social media.

El Social Media no es un canal de ventas, sino una fábrica de influencias.

Cuanto mayor sea nuestra influencia personal, más reconocida será nuestra marca. Hoy las marcas se conforman por la unión de talentos (influencias individuales). Necesitamos relacionarnos bien y trabajar en equipo y… todo ello, en un contexto de Ubicuidad. ¡No, no parece posible sin la acción conjunta de un equipo de trabajo!

Tráfico, conversión, evangelización, ¡no sin confianza! Generar confianza hoy entre nuestros seguidores es un aspecto que nos lleva a visualizar múltiples canales. La única forma de lograr una presencia

Suma de influencias = más visibilidad. Cómo si no es a través de la evangelización de nuestros seguidores y sus acciones activas en la promoción de nuestra marca, podremos dar una imagen de marca confiable y creíble. ¡La suma de influencias potencia los beneficios que nos entrega la ubicuidad!

Liderazgo = equipo= calidad= acción social. No podemos dejar de lado la cantidad (casi ilimitada) de acciones que son necesarias para consolidar una empresa social. Un nuevo líder es un profesional que ha realizado el camino de la construcción de su branding y ha logrado acumular niveles de influencia trascendentes. Ello solo se logra gracias a la suma del talento, la experiencia y las cualidades inherentes al ser humano.

Entrar en conexión con el fenómeno social pone en nuestras manos el mayor valor agregado que podemos entregar a nuestros clientes: la capacidad de ser mejores personas, más comprometidas, honestas, trabajadoras y leales. Es por eso que en el social media, subyace el doble desafío de; construir una marca… y construir un equipo.

Ubicuidad, exposición, múltiples canales, dinamismo, exigencias… el Social Media nos impone mirarnos a los ojos, reconocernos humanos, tomarnos un café, ser capaces de comprometernos y trabajar, arduamente y sin descanso.

¡Mientras construimos  nuestra influencia, veremos crecer nuestro negocio! ¿Es apasionante no os parece?

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.







Subir