Marketing

El trabajo en equipo aumenta la motivación

1 + 1 = trabajo en equipo: tarea o proyecto en el que colaboran para su desarrollo varias personas. Se entiende como una respuesta superior más allá de la simple suma de los aportes que cada uno puede hacer. Las ventajas de trabajar en equipo son incuestionables y los resultados que producen positivos, sobre todo para las organizaciones. Prueba de ello son las cada vez más comunes dinámicas de grupo que preparan los expertos en selección a la hora de elegir a su candidato ideal.

Un equipo de trabajo bien entrenado y coordinado repercutirá de manera positiva no sólo a los resultados de la organización sino también a los empleados. Expertos en Recursos Humanos aseguran que un buen grupo es capaz de generar y afianzar entusiasmo, cohesión y satisfacción laboral. Sin embargo, nadie dice que sea una tarea fácil; para lograrlo debe haber buen ambiente, afinidad y buenas relaciones laborales.

¿Por qué es mejor trabajar en equipo que de forma individual?

¿Cuáles son los beneficios a nivel organizacional e individual? ¿Cómo sabemos si existe cohesión en un grupo? La Comunidad Laboral Trabajando.com – Universia ha querido analizar en este artículo los aspectos principales del trabajo en grupo.

Entre las ventajas, destacan:

  • Estimula la creatividad y se generan mejores ideas: el brainstorming o “lluvia de ideas” es una técnica de trabajo grupal que facilita la aparición de nuevas ideas con el objetivo de solucionar un problema o cuestión. Es sin duda una herramienta muy eficiente para la innovación y muy habitual a la hora de tomar decisiones estratégicas.
  • Suma de talentos: la integración de diferentes habilidades, capacidades, actitudes, experiencias y puntos de vista se complementan dando lugar a resultados mejores que si se hubiera desarrollado de manera individual.
  • Aumenta la motivación, el compromiso y disminuye el estrés: trabajando de manera independiente, la carga laboral será siempre mayor y la responsabilidad recaerá sobre una única persona. Sin embargo, cuando se trabaja en equipo, en momentos de fracaso siempre encontraremos a alguien que inyecte energía al grupo para poder así seguir adelante y animar a los demás.
  • Permite identificar las fortalezas y debilidades: cada empleado miembro del equipo tiene asignado un rol que debe cumplir y que se corresponde con aquello que mejor sabe hacer.
  • Se toman decisiones más acertadas: al hacerse visibles los distintos puntos de vista el consenso sobre qué hacer se ve claramente más reforzado
  • Mejora la tolerancia y el respeto: todo el grupo debe considerar las diferentes perspectivas y respetar la visión de los demás para tener así una visión integral del trabajo a realizar.

“Trabajar en equipo no significa que todos colaboren con todas las tareas, más bien todo lo contrario: cada persona debe tener un rol específico y asumir responsabilidades. Esto es muy importante para mantener un buen ambiente laboral y evitar conflictos, ya que en caso de cometer algún error, se debe identificar de forma individual para ver en qué se falló y así poder corregirlo”, explica Javier Caparrós, director general de Trabajando.com España.

¿Cómo sé si algo no funciona correctamente en el equipo?

Cuando un equipo no logra buenos resultados es porque hay algún punto que se debe revisar y mejorar. Para saber qué es lo que está sucediendo es necesario hacer un diagnóstico profundo.

A continuación se recogen algunas de las situaciones que nos pueden ayudar a detectar cuando un miembro del equipo afecta de manera negativa al conjunto del grupo. Si:

  • Encontramos entre los miembros del grupo síntomas de agresividad, ironía, hostilidad o indiferencia en las actitudes.
  • Algunos componentes se ausentan físicamente sin razón alguna o no prestan atención a los temas de debate. .
  • El desacuerdo es constante respecto a las opiniones de los demás.
  • Se adjudican las metas y los objetivos de forma individual.
  • Existe división del grupo o segregación de alguno de sus miembros.
  • Las discusiones son excesivas e intensas.
  • Existe falta de cooperación e impedimento para que los demás continúen con el trabajo.
  • Detectamos una constante actitud negativa.

En esta línea, Javier Caparrós añade que “siempre podemos encontrar personas que representan un obstáculo a la hora de trabajar en equipo. Si en el grupo existe una persona negativa, que continuamente pierde el tiempo o se ausenta, ineficiente, arrogante, y/o que siempre actúa contra el jefe, es necesario atajar y trabajar inmediatamente aquellas todas esas conductas nocivas que tiene este individuo, ya que pueden perjudicar el ambiente y generar conflictos con el resto del grupo”.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.







Subir