Social Media

En Linkedin, ¿recomendar o respaldar?

Todos conocemos a Linkedin como la mayor plataforma para encontrar contactos a nivel profesional y nuevas oportunidades de negocio mediante la creación de relaciones y sinergias con otros profesionales.

Linkedin nos da la oportunidad de mostrar en un entorno totalmente profesional nuestro currículum y nuestra experiencia, y todos sabemos que a la hora de encontrar empleo y nuevos proyectos, es muy importante que haya profesionales que puedan avalar nuestro trabajo y nuestra labor profesional. Eso proporciona confianza en otros profesionales.

Es por ese motivo por el que debemos lograr con nuestro buen hacer que nuestros compañeros de profesión puedan darnos ese respaldo del que hablamos, lo que podemos lograr en esta plataforma profesional.

Si eres usuario de LinkedIn, sabrás que podemos avalar a un profesional de dos maneras, con las recomendaciones y con los “endorsements” (no encuentro una palabra en español, si alguien conoce una, que me lo diga).

¿Cuál es la diferencia entre ellos?

Los “endorsements” son una forma de reconocer delante de otros usuarios que alguien es experto o tiene conocimientos importantes en un tema concreto. Es una manera de dar a conocer a un usuario como profesional en un determinado campo y de afirmar que nos gusta ese profesional en la faceta en la que lo endorsamos. Digamos que es como si nos gusta en Facebook, o incluso mejor, es como un FF en Twitter.

Ante esto podemos plantearnos si debemos devolverlo por cortesía, pero, de lo que no hay duda, es de que es un buen método para conectar con otros profesionales.

Siempre es positivo conseguir esta publicidad de cara a nuevos usuarios que puedan incorporarse a nuestra comunidad, pero, realmente, a no ser que tengamos muchísimas, no hacen gran diferencia.

Sin embargo, las recomendaciones son otra cosa. Recomendar a alguien tiene mucha más fuerza, es más comprometido para quien recomienda. Esta acción implica una mayor responsabilidad, puesto que estamos avalando de forma personal y profesional a alguien cuyo trabajo es bueno, y supone que las acciones de ese profesional van a repercutir de alguna manera en nuestra reputación.

Alguna vez me ha llegado una solicitud para recomendar a un profesional, pero, si soy sincera, no puedo avalar a quien no conozco.

Por lo tanto, si tuviésemos que elegir, nos quedaríamos con las recomendaciones, ya que una de ellas vale mucho más que 10 endorsements. Es algo mucho más personal, efectivo y difícil de conseguir. Y no soy partidaria de pedirlas a no ser que conozcamos muy bien a quien se la pedimos.

¿Y tú, qué prefieres?

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.







Subir