Social Media

Incluir imágenes en nuestra estrategia es una buena idea

Las redes sociales son un medio muy efectivo, como se ha demostrado ya en muchísimos casos, y proporcionan altos beneficios a las empresas que se deciden a entrar en estos nuevos medios sociales, aprovechándose de la posibilidad de crear una comunidad en torno a la marca.

Mucho se habla del marketing de contenidos, por otro lado, como un pilar fundamental de la estrategia de redes sociales, en todas sus vertientes, podríamos decir, pero, a veces nos centramos demasiado en la creación de contenido escrito, dejando en un segundo plano a un aliado francamente poderoso a la hora de ayudar a recordar a los usuarios lo que hemos compartido: la imagen.

Si desde siempre se ha dicho que una imagen vale más que mil palabras, ¿por qué con mucha frecuencia ocupa un lugar secundario en nuestra estrategia?

Como profesionales, no sólo debemos conocer bien a la empresa a la que representamos, sino qué es lo mejor para ella y cuáles son las mejores herramientas que podemos utilizar para obtener un mayor rendimiento, y, está claro que la imagen, ya sean fotos o infografías, es una de los recursos más eficaces a la hora de dejar huella en la comunidad.

Sin denostar la importancia del contenido escrito, que, por otro lado, ya hemos visto que es fundamental para posicionarnos como referentes, la imagen es una de las herramientas que mejor podemos aprovechar para conseguir un mayor engagement. A los usuarios les gusta ver contenido que sea fácilmente comprensible y visible de un solo vistazo, de ahí parte de la importancia de esta herramienta.

jumping peopleLas fotos contienen un alto componente emocional, apelan directamente a nuestra emoción. Una imagen, al igual que un olor, nos puede provocar una gran emotividad que puede ser utilizada para la consecución final de nuestros objetivos y que un texto escrito no es capaz de conseguir. La imagen se graba en nuestro cerebro haciéndonos sentir emociones que pueden lograr que el usuario sienta una unión con nosotros, que se enganche emocionalmente creando el tan ansiado engagement. Ese mismo engagement hará que el cliente quiera sentirse partícipe y que interaccione de una manera más intensa con la marca.

Algo que valoran mucho el  a la hora de crear el engagement es sentir esa unión tan especial con su marca, y la fotografía puede ayudar a crear ese sentimiento, dando muestras de que hay alguien detrás del perfil corporativo y creando esa complicidad que va a llevar al usuario a compartirla en las diferentes redes sociales o a clickear en “like”. La imagen puede reforzar considerablemente el mensaje lanzado por la marca al apoyarlo visualmente para que al cliente se le quede grabado en la mente.

No podemos olvidar la gran viralidad de una imagen. Un post es viralizable, pero requiere un tiempo para leerlo y asimilarlo, sin embargo, una foto, una infografía, se ve de una vez, y si es interesante se puede compartir mucho más rápido y sin necesitar un tiempo para consumirla.

La imagen es una gran aliada para nuestra estrategia de marketing, usémosla y démosle la importancia que se merece.

 

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.







Subir