Marketing

Influencers, colaboradores codiciados por las marcas comerciales

Hace unos días, en Madrid, tuvieron lugar dos workshops organizados por Thinketers y Tubetters. Arrancando con citas como las siguientes: “Nuestros valores y personalidad definen nuestra marca personal”…  “Toda marca se basa en la confianza que la gente deposita en ella, sea un producto o una persona”, Garbiñe Abasolo inició su reflexión sobre la importancia de la marca personal aplicada a bloggers y youtubers.

Y es que los influencers online se han convertido en colaboradores codiciados por las marcas comerciales, en el marco de un  mercado publicitario en constante cambio. Tampoco es de extrañar que los anunciantes vean en los influencers online una excelente herramienta para anunciar sus productos y relanzar sus marcas.  “Tengo más de 40 barras de labios. No tengo vida ni bocas para usarlas todas…”, esta es una declaración de una blogger, que hace alusión a la enorme cantidad de regalos que recibe por parte de marcas y agencias.

“Los influencers debéis entender que sois también marcas, marcas personales”, señaló Garbiñe Abasolo, CEO de Thinketers a las varias decenas de bloggers y youtubers que acudieron a los workshops.

Teniendo en cuenta que el Personal Branding es el concepto de marca comercial aplicado a las personas, debemos señalar que al igual que las marcas anuncian a sus productos, las personas pueden anunciarse a sí mismas.

Detrás de cada canal de Youtube o de cada blog, hay una persona. De ella dependerá si quiere hacer de este canal de comunicación una herramienta centrada en el Personal Branding o, en cambio, ponerlo al servicio de las marcas. Lo que está claro, en ambos casos, es que se deben marcar objetivos y trabajar tanto el engagement como la confianza.

Todo esto significa que igual que las marcas pueden conseguir una notoriedad relacionada con determinadas palabras como “mi cerveza”, “mi móvil”, “mi banco”, los influencers pueden conseguir que sus seguidores piensen en ellos cuando piensen acerca de temas de blogs o canales concretos.

Las RRSS lo cambian todo, y si antes eran las agencias las que comunicaban, ahora gran parte del juego está en manos de los propios internautas. Los consumidores han cambiado, son proactivos y se interesan por todo tipo de opiniones antes de tomar las decisiones de compra. Exactamente a esto se debe el gran valor de las prescripciones. “Si tenéis un blog, alimentad vuestro Facebook, Twitter, Instagram… La publicidad está comprando prescripciones en Youtube, Facebook, Instagram…”.

Dichas prescripciones deben ser honestas y creíbles, porque en caso contrario los individuos castigan al emisor con su desinterés. Los influencers son conscientes de ello y, antes de aceptar cualquier campaña, proceden a un análisis detallado que les muestre todo lo que se esconde detrás de la idea general.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.







Subir