Social Media

Instagram: la mejor red social para hoteles

Instagram

Cada vez más hoteles cuentan con espacios que se aparecen en las fotos que los usuarios suben a sus redes cosiales. Espacios que a todo el mundo le gustan para hacer sus fotos y después subirlas a sus perfiles, sobre todo a Instagram. Puede ser una mesa colocada en un rincón con mucho encanto, una escalera preciosa que queda muy bien en las fotos… En definitiva, espacios que parecen diseñados casi a medida o mejorados para que sus huéspedes puedan encontrar el “momento Instagram” perfecto. 

Lugares muy fotogénicos que, por supuesto, no han sido colocados ahí por casualidad, sino en los que se cuida cada detalle de la decoración, la iluminación y donde no hace falta ser un profesional para hacer una buena foto.

La realidad es que, tradicionalmente, los viajes siempre han estado relacionados con las fotos desde que empezaron a popularizarse las cámaras personales. De hecho, hay ya más de un siglo Kodak ya hablaba de que unas vacaciones no eran lo mismo si no se traína recuerdos en forma de imágenes del lugar de destino. Incluso se vendían muchas postales para que los visitantes pudieran llevárselas a casa como recuerdo.Instagram

Ahora, en la era de las redes sociales y de los smartphones, el mundo de las imágenes ha crecido de manera exponencial. Las cámaras tanto normales como las de los smartphones ofrecen una calidad muy superior a la de hace tan sólo una década y las vacaciones ya no son lo mismo si no hacemos algunas buenas fotos que podamos colgar en las redes sociales para que las vean nuestros contactos.

Un fenómeno que no solamente ha cambiado el comportamiento de los viajeros, sino también el de los establecimientos de hostelería y turismo. Para los responsables de las atracciones turísticas, monumenos y hoteles, las fotos y los momentos Instagram se han convertido en algo decisivo y, por eso, ya empiezan a prepararse para adaptarse a sus visitantes. En el caso de los hoteles, esto conlleva, por ejemplo, hacer retoques en el diseño, convirtiéndose en un espacio que funcione en Intagram.

Las fotos en redes sociales se han convertido en el souvenir del siglo XXI. Fotos atractivas que comparten con sus familiasres y amigos y que desean llevarse a casa para recordarlo. Para los hoteles, estas fotos son un filón, ya que ayudan a construir la imagen pública del establecimiento. Pueden entrar en la conversaión y obtener publicidad gratuita con ello, lo que, de manera indirecta, puede atraer nuevos clientes. Y es que no son pocos los que quieren alojarse en hoteles en los que las fotos quedan muy bien.

Muchos hoteles ya han empezado incluso a crear lugares específicos pensados para selfies dentro del establecimiento. Por ejemplo, un gran marco dorado cerca de un bonito sofá. Y los espacios resultan cada vez más llamativos.

Los primeros mercados en liderar la migración “Instagram-friendly” fueron Londres y Nueva York, y ahora también se ha unido París. No obstante no es complicado encontrar este tipo de cosas también en otros destinos turísticos. Por ejemplo, Oporto colocó unas letras gigantes con el nombre de la ciudad en una de las plazas más turísticas y resultó ser todo un éxito.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.







Subir