Marketing

Iphone VS Samsung

 

Samsung y Apple son sin ninguna duda las compañías de teléfonos móviles líderes en el mercado actual. Pero está claro que cada una de ellas realiza una estrategia totalmente diferente para conseguir el liderazgo y por consiguiente un mayor número de ventas y beneficios.

Para explicar esto voy a recurrir a una anécdota real en la que yo mismo me he visto inmerso.

Todo comenzó hace unos días cuando me surgió la necesidad de adquirir un teléfono móvil nuevo, y comenzó mi búsqueda de información encaminada a conseguir el producto que mejor se adaptara a mis necesidades.

De entre todas las opciones de teléfonos móviles existentes me centré en dos modelos: Iphone 5s y Samsung Galaxy S4. Quería adquirir uno de estos dos móviles pero no sabía por cual decantarme, por eso opté por visitar a las diferentes tiendas de móviles y compañías de teléfonos que hay en España: Vodafone, Orange, Yoigo, Phone House…etc. Y pasó algo que me dio que pensar. Resulta que todas ellas me aconsejaban comprar el Samsung Galaxy S4. Las estanterías estaban llenas de productos de Samsung, e incluso en algunos de estos establecimientos los dependientes llevaban camisetas con el logo de Samsung impreso. Por el contrario para Iphone solo tenían comentarios y connotaciones negativas del tipo: -Con Iphone tienes que pagar todas las aplicaciones. –El sistema de Iphone es muy difícil de utilizar. -¿Por qué quieres Ihpone? ¿No prefieres un Samsung?

¿Casualidad? No creo. De hecho desde el primer momento me di cuenta de lo que sucedía y de qué tipo de estrategia seguía cada organización.

Por un lado Samsung, el gigante surcoreano, utiliza una estrategia de tipo PUSH. La estrategia push consiste en orientar los esfuerzos de comunicación y de promoción sobre los intermediarios, de forma que los incite a hacer referencia a la marca, a almacenar el producto en cantidades importantes, a otorgarle el espacio de venta adecuado y a incitar a los consumidores a comprar el producto.

Por otro lado Apple utiliza una estrategia PULL. La estrategia Pull consiste en orientar los esfuerzos de comunicación en el comprador final con la promoción y publicidad a través de los medios de comunicación masivos, para que el consumidor final exija los productos del fabricante en los puntos de ventas minorista, el minorista se lo solicite al mayorista, y este último finalmente al fabricante.

Es decir, consiste en hacer fuertes campañas de comunicación, de modo que el propio consumidor demande el producto al distribuidor.

 

La pequeña reflexión que me gustaría hacer después de explicar todo esto es la siguiente:

Nunca os fieis de los distribuidores, como ya veis ellos solo siguen indicaciones de la empresa que les paga y en muchos casos no son imparciales. Mi  consejo es que visitéis páginas web y foros de prestigio y ahí consultéis las opiniones tanto de personas expertas como de individuos que ya han adquirido el producto y os pueden contar su experiencia. Esto siempre será mucho más fiable que acudir a distribuidores y comerciales.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.







Subir