Marketing

La Barcelona desconocida

Migoa.com busca los rincones secretos de la Ciudad Condal, espacios que no siempre aparecen en las guías de viaje pero que sorprenden y enamoran al visitante.

Barcelona es uno de los destinos turísticos preferidos de Europa, con unas cifras que no paran de crecer. Los turistas que visitan la Ciudad Condal tienen en su punto de mira atractivos como el Parc Güell, la Sagrada Familia, la Pedrera, la playa de la Barceloneta o el barrio Gótico. Sin embargo, existe otra Barcelona, la que frecuentemente queda fuera de los circuitos turísticos pero posee numerosos atractivos. Por eso, en Migoa.com han preguntado en la oficina y también fuera de ella para conocer aquellos puntos de la ciudad y su entorno que suelen pasar desapercibidos para los turistas: escondidos bares de tapas, playas poco concurridas o rincones con encanto conforman la lista de esta Barcelona Desconocida.

Precisamente, uno de los distritos cuyos atractivos suelen quedar fuera de las rutas de viaje es Horta-Guinardó. Por eso, se preguntó a la concejala de barrio, Francina Vila, qué espacios destacaría de este distrito y recomendó el Turó de la Rovira, un cerro con una altitud de 269 metros y el único punto que ofrece una panorámica con una visibilidad de 360º de Barcelona. Un espacio privilegiado para la toma de fotografías de la Ciudad Condal que, además, acoge la plataforma de antiaéreos que formaba parte de la defensa de la ciudad durante la Guerra Civil española.

Francina Vila sugiere también el Carrer d’Aiguafreda, una calle que quedó al margen de las remodelaciones urbanísticas modernas y conserva todo el encanto del antiguo pueblo en medio de la ciudad. Además, cada casa tiene su pozo, motivo por el cual antiguamente se la conocía como la Calle de las Lavanderas porque las mujeres solían trabajar haciendo la colada para otros para conseguir unos ingresos extra en la familia.

La misma pregunta se le hizo a Francina Vila: ¿Cuál es tu rincón secreto favorito de Barcelona? para el CEO de Migoa, Oriol Blasco, existen varios espacios a destacar. Aconseja, por ejemplo, las playas del Delta del Llobregat, poco concurridas y con el atractivo extra de ver aterrizar y despegar los aviones del aeropuerto del Prat mientras se toma un baño o nos relajamos al sol. Otras playas de la zona que merecen mención aparte para Oriol Blasco son Cala Morisca, en Sitges y las playas de los alrededores de Sant Pol de Mar.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.







Subir