Conceptos

La buena reputación es imprescindible para los profesionales

Tienes que molar. Y para eso es imprescindible que los demás te tengan en buena consideración. Eso es la reputación online, y la tuya tiene que ser impecable si lo que quieres es tener cierta influencia.

Ahora bien, ¿tienes idea de lo que significa realmente tener buena reputación online?

¿Recuerdas en el colegio, en la universidad o en el instituto, que los profesores no trataban por igual a todos los alumnos? Depende de cómo te comportaras y de tu actitud, en una palabra, dependía de cómo era tu reputación. No importaba si realmente eras bueno o malo, sino de lo que el profesor pensara cómo eras.

Esto no es igual en el entorno laboral y profesional, por supuesto. En lo profesional no solamente tienes que parecer bueno, sino serlo. Depende también de cómo te relacionas con los demás, de cómo te diriges a ellos, de cómo trabajas. Todo ello influye de una forma muy importante de cómo nos perciben a nosotros, y eso es, ni más ni menos que la reputación online.

¿Por qué es tan importante, más allá de lo que ya hemos dicho?

Bueno, tanto si desarrollas tu trabajo por cuenta propia o por cuenta ajena, tienes que vender un producto. En el caso de la empresa, el producto o servicio que tienes que vender es el que ofreces, y, si trabajas por cuenta propia el producto que vendes eres tú. Tu producto se venderá en base a cómo los clientes perciban no solamente al producto, sino a la marca en sí, y es necesario crear en los compañeros que trabajen contigo y en los clientes potenciales la sensación real de que podemos ofrecer la confianza que necesitan, y sobre todo, que vamos a ser capaces de responder a sus necesidades.

La reputación, si hubiera que definirla y como ya hemos dicho, es cómo nos perciben los demás, como ya decía el gran Alfonso Alcántara (Yoriento) hace mucho tiempo, es el olor que dejas. Y el olor tiene que ser bueno, agradable, tu reputación debe ser impecable, incluso, si es posible, que te perciban como mejor de lo que eres.

Como se suele decir, lo difícil no es llegar (que también es super complicado y hay que trabajarla mucho), sino mantenerse, convirtiendo nuestro nombre, marca personal o de la empresa que representamos en garantía de trabajo bien hecho y de calidad.

Es necesario también tener en cuenta que las redes sociales son una forma de medir la reputación de un profesional a la hora de encontrar trabajo, pues en ellas pueden investigar sus capacidades y actitudes en base a lo que publiques en internet.

Por eso es fundamental que sepas absolutamente todo lo que se publica en internet sobre ti, y que, por supuesto, cuides muy mucho lo que subes.

Lo que quieres que vean de ti, muéstralo, y lo que no quieras que vea nadie, no lo enseñes.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.







Subir