Destacados

La campaña de marketing editorial más innovadora de la historia

La escritora Camilla Läckberg ha irrumpido en España con el lanzamiento de su nueva obra La bruja que salió a la venta el pasado 1 de marzo, gracias a la campaña de marketing más innovadora que se ha hecho jamás para un libro. La agencia Fjällbacka, que lleva el nombre de la población en la que se desarrollan todos los acontecimientos que forman de la serie sueca “Los crímenes de Fjällbacka” ha sido el primero de los enigmas, ya que realmente no existe. Incluso los nombres de los responsables de la agencia de influencers era los mismos que los de los personajes del libro. En todo ello, nunca nada fue lo que parecía, al igual que ocurre con la obra de Camilla Läckberg.

La agencia se popularizó en las redes como la nueva agencia que iba a revolucionar el mundo del marketing con influencers en nuestro país. Durante varios días muchos fueron los que siguieron los pasos de esta misteriosa agencia que solicitaba a influencers que realizaran extraños encargos de unboxing de calderos de pociones o escobas. Tal fue la expectación creada que muchos incluso llegaron a temer por ello y que se preguntaban por qué la agencia lo hacía todo con tanto secretismo. Aunque algunos influencers incluso llegaron a interesarse para colaborar con ella, siendo rechazados.

Lo cierto es que toda formaba parte de la campaña enfocada en el enigmático universo de la novela de La bruja. Cambiando así la manera de hacer publicidad en la industria editorial. Lo cual fue desvelado días más tarde. La campaña, llevada a cabo por la editorial Maeva, ha resultado ser todo un éxito, ya que ha disparado el interés por la serie de libros, sumando adeptos y llegando a más de medio millón de reproducciones, interacciones e impactos en Instagram en sólo tres semanas.

La ficticia agencia, que se suponía había lanzado la campaña, tenía intención de desembarcar en España y abrir su primera sede en la ciudad de Madrid para después extenderse y abrir delegaciones en otras ciudades. Dispuesta a convertirse en todo un referente en el sector. Trabajando codo con codo con influencers expertos en distintas temáticas para aportar nuevas formas y posibilidades de aprovechar el potencial de las redes

Dentro de la campaña, se decía que la agencia forma parte de un grupo empresarial de Suecia que tenía intereses en diversos ámbitos. A través de su expansión a otros países de Europa buscaba focalizar su interés en el marketing y la publicidad dentro de las redes sociales. Además aparte de esta campaña, tenía previsto lanzar otras en los próximos meses.

La supuesta agencia contaba con su propia web e, incluso, era posible seguir su actividad a través de las redes sociales. Tal fue la expectación que muchos inversores llegaron a hacer propuestas con ofertas para convertirse en socios capitalistas. Pero lo cierto es que todo resultó ser parte de la campaña y esta agencia nunca existió.

Después de todo esto, estamos plenamente convencidos de que la creatividad si será un elemento que revolucionará la forma de hacer publicidad en el sector editorial en los próximos años. Todo apunta a que muchas editoriales tomarán nota de la campaña y que empezarán a crear sus propios storytelling en torno al argumento, los autores y el género de los libros que vayan publicando.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.







Subir