Marketing

La comunicación interna de las pymes españolas

comunicación interna

comunicación internaActualmente, la comunicación interna evoluciona al mismo tiempo que la demanda del mercado. Sin embargo, todavía muchas pequeñas y medianas empresas españolas van lentamente adaptándose a las necesidades de gestión actuales y continúan trabajando bajo una dinámica de acción algo obsoleta, sin las herramientas necesarias para la consecución de objetivos.

El CEO de la compañía tecnológica Social Shared José Luis Sánchez explica que “aunque se ha avanzado mucho, estamos observando que las empresas se encuentran con unos flujos de comunicación interna que provocan falta de conexión entre los empleados, un sentimiento de “no” pertenencia a la compañía e ineficiencia en dar respuestas rápidas y resolutivas, con el consiguiente descenso en la productividad de los procesos”. Y es que una comunicación inadecuada, unas directrices mal enfocadas y la inaccesibilidad al diálogo pueden llevar al fracaso de una empresa.

En este sentido, es necesario que las pymes implementen otras medidas de actuación aprovechando el boom de las nuevas tecnologías, como aplicaciones y redes sociales adaptadas al entorno corporativo.  Luis Sánchez comenta:“Es habitual interactuar en redes sociales a diario para conectar con gente u opinar sobre algún tema noticioso y por eso es interesante aprovechar el manejo de estas herramientas y formas de comunicación para interactuar a nivel interno en una empresa. Ello repercute de manera óptima en la compañía”.

Sin duda, las herramientas colaborativas facilitan el diálogo y la fluidez en el desarrollo de una empresa pero muchas pymes las  asocian con el entretenimiento y no con el trabajo. Es cierto que este tipo de recursos consiguen empleados más involucrados en proyectos, informados y con las utilidades adecuadas para diseñar una buena comunicación inmediata. Por ejemplo, con las redes sociales corporativas la comunicación interna no entiende de distancias. La posible dispersión geográfica por departamentos o delegaciones deja de existir, pudiendo compartir la información desde cualquier lugar. A ello se le suma que a día de hoy el usuario y el trabajador ya es multidispositivo, es decir, utiliza todos los dispositivos móviles como el smartphone o la tablet además de los ordenadores. Estos comportamientos han modificado el entorno laboral hacia estas herramientas empresariales que permiten utilizar la red desde cualquier dispositivo.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.







Subir