Marketing

La fuerza de la intuición aplicada al Marketing de Contenidos

El Marketing de Contenidos consiste en averiguar, producir y distribuir contenido útil para un grupo de personas en concreto.

La compañía tiene un especial interés por crear vínculos duraderos y por favorecer el ambiente de colaboración entre los individuos que forman parte de su público objetivo.

La intuición no es mala a la hora de perseguir los objetivos que tiene el Marketing de Contenidos. Esto es así porque a menudo existen cuestiones que no podemos explicar con todo detalle pero sabemos que tendrán una buena aceptación. Gracias a una corazonada podemos ser pioneros en alguna actividad dentro del sector en el que actuamos y encabezar la lista de notoriedad.

Sin embargo, no podemos olvidar que la intuición debe ser justificada y analizada para descubrir su viabilidad. No podemos invertir recursos económicos y temporales en tareas que pueden volverse contraproducentes para nuestra compañía. Aquí entra en cuestión la labor de todo el equipo directivo.

Gracias a la intuición obtenemos una idea, una vez llevada a la realidad debemos realizar una labor comunicativa de gran importancia. En primer lugar, debemos saber mantener el nivel de interés del público e incluso incrementarlo.

Por otro lado, debemos recoger el feedback y extraer la información valiosa. El contenido de los mensajes y los posts puede ser tanto crítico como favorable. Hay que enfocar los objetivos hacia la resolución de los focos conflictivos, además de potenciar todo aquello que los receptores consideren beneficioso.

El Marketing de Contenidos aporta numerosas ventajas y hay que explotar al máximo su potencial para incrementar los beneficios que obtiene nuestra compañía.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.







Subir