Conceptos

La imagen de marca empieza por ti

El mundo virtual es un entorno donde establecemos relaciones con personas que nunca hemos visto antes y a las que, probablemente, nunca conoceremos personalmente, en parte, por la distancia que nos separa.

No hay duda de que las Redes Sociales han hecho el mundo mucho más pequeño y de distancias más cortas, creando la percepción de su inexistencia, y esa falsa percepción es la que nos obliga a crear mejores relaciones.

Por este motivo, existe un precepto fundamental en el mundo digital, en el entorno dospuntocero: ser honesto y de confianza.

Al entablar una relación, sea de la naturaleza que sea, en el mundo real, no podemos aspirar a crear lazos fuertes con esa persona si, a cambio, no le damos algo que merezca la pena, sin demostrar que merecemos la confianza. Pues bien, en lo dospuntocero ocurre lo mismo multiplicado por diez, ya que, la mayoría de las relaciones se basan en los mensajes vertidos en las Redes Sociales, pero no podemos mirar a los ojos de nuestro interlocutor.

La forma de fomentar esa confianza en las Redes Sociales es dar una imagen seria y profesional, pero no nos equivoquemos, no se trata de parecer más que nadie, sino, de saber cuál es nuestro lugar y nuestro objetivo y permanecer fieles a esto.

Tal y como reza el titular de este post, la imagen de tu marca comienza por ti mismo, es decir, si gestionas la presencia online de una marca, la imagen que los demás tengan de ella dependerá en gran medida de tu actitud en los Medios Sociales. No obstante, si somos nuestra propia marca, tenemos algo más de libertad: al ser la voz de otro tenemos que ceñirnos a unas directrices marcadas en cuanto a cómo representarle, pero, si nuestra marca la manejamos nosotros, podemos crearla desde cero a nuestro gusto, nosotros marcamos nuestros propios límites.

Pero esto no quita que la imagen, en ambos casos, sea fundamental. Una buena imagen empieza por diseñar y crear una buena tarjeta de presentación, que, en este caso, son los perfiles sociales. Frente a la creencia generalizada de que no es imprescindible tener unos perfiles sociales completos, nosotros afirmamos que es algo indispensable: es por lo que otros usuarios van a empezar a seguirnos. ¿No sería bueno darles la atención que merecen?

He encontrado muchos perfiles que, lejos de dar una imagen positiva, son meras páginas con apenas dos mensajes, descuidadas. Si nos vamos a presentar a los demás, dejemos que vean quiénes somos rellenando todos los campos, incluso los que nos parezcan más insignificantes, así facilitaremos la decisión de seguirnos o no.

Demos nuestro toque personal al backgroud para distinguirnos de los demás y, sobre todo, añadamos una imagen que nos represente profesionalmente, no usemos el conocido huevo de Twitter, que, aunque no lo creamos, no transmite la imagen profesional que deseamos que perciban los demás.

Las Redes Sociales son como la vida misma: para vender algo, ponle un buen envoltorio.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.







Subir