Marketing

La importancia del adjetivo en publicidad

Todo publicista debe pararse a pensar la importancia que tiene el lenguaje sobre la percepción del mensaje final. El modo de expresarse configura e incluso a veces manipula aquello que los individuos construyen en su mente.

El adjetivo es la palabra que más configura la percepción de la información, con tan solo modificar un adjetivo podemos comprometernos antes los consumidores y no habrá vuelta atrás.

Imaginemos que estamos anunciando una crema antiarrugas y afirmamos que se trata de una fórmula innovadora con la que se consiguen resultados extraordinarios. ¿Qué consecuencias podría tener un mensaje de este tipo?

En primer lugar, el consumidor ya se ha creado unas expectativas al percibir el mensaje. Espera obtener de la marca aquello que le prometió. En caso de que esto no ocurra la decepción podría llevar a un cambio de marca. Pero esta no sería la única desventaja: a las personas nos encanta compartir nuestras experiencias y cuando se trata de una injusticia por parte de una marca los individuos se encargan de difundirlo al máximo número de personas para evitar que vuelvan a cometer el error de adquirir el producto.

Tal es la importancia de un simple adjetivo emitido como parte de un mensaje publicitario. A menudo, los publicistas no se paran a pensar la fuerza que tienen sus mensajes y los efectos que podrían tener sobre las marcas y la sociedad en general.

Además, es conveniente que se realice una prueba del mensaje sobre una muestra estratégicamente seleccionada antes de hacerlo público. Podríamos evitar numerosas pérdidas y mejorar considerablemente el mensaje publicitario.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.







Subir