Anuncios
Marketing

La invisible barrera entre la vida personal y la vida profesional

El siglo en el que vivimos ha hecho que cambiemos nuestros hábitos de vivir, consumir, adquirir productos y relacionarnos con las personas.

A menudo ocurre que una personas decida emprender y sea absorvida en su totalidad por la vida profesional, olvidando la importancia de la relación con los círculos cercanos.

En cambio, hay quienes por miedo a perder la fortaleza de sus relaciones personales abandonan su vida profesional, hecho por el que más tarde se arrepienten.

Es muy importante que no olvidemos ninguno de los dos ámbitos puesto que ambos nos enriquecen como personas y ambos son necesarios para disponer de una vida social plena.

Además, cabe destacar que no es conveniente mezclar ambos ámbitos porque si uno se daña tendrá enormes repercusiones sobre el otro. Ésta es la razón por la cual debes dedicar parte de tu tiempo tan solo a la vida personal y parte de tu tiempo tan solo a la profesional.

Cuando decides dar el paso decisivo y emprender o cuando estás constantemente ascendiendo en el trabajo y luchando por un puesto mejor, comienza a haber un desequilibrio que repercute sobre la parte menos favorecida.

Esta es otra de la razones por las cuales no todos los emprendedores o grandes empresarios encuentran la total satisfacción en los resultados obtenidos. Antes de decidir si queremos desequilibrar ambas partes debemos pararnos a pensar si las consecuencias que ello supone nos harán realmente felices.

Al fin y al cabo, la vida se basa en la búsqueda de la felicidad y debemos centrar todos nuestros esfuerzos hacia la consecución de la misma.

Anuncios
Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*







Subir