Conceptos

La multitarea es el mayor enemigo de la productividad

multitarea-productividad

multitarea-productividadTodos los profesionales tenemos un sueño: tener más tiempo para poder aumentar nuestra productividad y terminar todas nuestras tareas.

Pero eso es un sueño del que hay que despertar rápido, puesto que, con toda la tecnología que tenemos alrededor de nosotros y las distracciones que conllevan, la falta de tiempo no es el verdadero problema, sino, algo un poco más complicado: la multitarea.

Yo, por ejemplo. Para terminar este artículo, he tenido que parar tres veces a responder el email, he recibido una llamada de teléfono, he mirado las notificaciones del perfil de Facebook de un cliente y, además, he parado a poner un café. Y no es broma. He tardado en volver al artículo casi 25 minutos. Realmente no es demasiado tiempo, pero si analizas cuántas veces lo haces al cabo del día, la cosa cambia, pues la cantidad de tiempo perdido es realmente importante.

No hace mucho la multitarea era algo que señalabas en tu currículum como forma de decir que eres polivalente, que rindes mucho, pero hoy en día es algo que se da por hecho por la cantidad de estímulos externos que nos encontramos al cabo del día. Y la verdad es que, si te lo planteas, los pocos minutos que transcurren desde que terminas una tarea hasta que comienzas otra es un tiempo precioso que se va sumando y que va mermando poco a poco pero de forma continuada tu productividad.

Entonces, ¿por qué nos empeñamos en ser multitarea?

Bueno, hay una razón para todo. Según Zhen Whang, desempeñar varias tareas nos hace sentir mejor, a pesar de que todas aquellas personas que tienden a la multitarea no son más productivas, pero sí sienten más satisfacción con su trabajo. Es una sensación de trabajar más la que nos hace sentir mejor, aunque eso implique necesitar más tiempo para terminar nuestra labor y no recoger los frutos del trabajo invertido.

¿Cómo es el cerebro multitarea?

Para Clifford Naas, científico de la universidad de Stanford, las personas que llevan a cabo la multitarea tienen otras habilidades como el filtrado de la información o la capacidad de cambiar rápido entre tareas, aunque los estudios que realizó posteriormente, afirmaban todo lo contrario.

De hecho, su estudio mostraba que el cerebro del ser humano no está preparado para la multitarea, sino que únicamente es capaz de concentrarse en una sola actividad a la vez, y, para realizar varias al mismo tiempo, el cerebro crea áreas distintas para cada una, cambiando de una a otra a gran velocidad, pero nunca haciendo dos a la vez.

Esto implica la destrucción de un mito, si lo piensas bien. Al intentar realizar varias tareas al mismo tiempo, realmente no estás haciéndolas todas a la vez, sino que se produce, digamos, una pequeña desconexión de una a otra, centrándose en una sola actividad cada vez.

 

 

 

 

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.







Subir