Social Media

Las apps de mensajería y el cumplimiento de la  Ley Orgánica de Protección de Datos

RGPD

El 25 de mayo de 2018, cuando entre en vigor la nueva  Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD), se culminará el arduo proceso encabezado por la Comisión Europea para la regulación de la privacidad en toda la Unión Europea (UE), derogando a la Directiva 95/46/CE, y en donde sus ciudadanos resultan los más beneficiados gracias a las mejoras que introduce en un intento de adaptarse, esta vez sí, al mundo digital.

La nueva norma introduce varias figuras que destacan el concepto de responsabilidad activa en donde empresas y responsables de ficheros deben disponer de una serie de medidas para que puedan ofrecerse garantías que permitan al consumidor pleno control de los datos que comparte y de su seguridad. Es decir, el usuario será ahora y más que nunca, dueño de sus datos, sujeto activo del proceso y no una figura pasiva ya que ahora el responsable último de la seguridad de los datos será la empresa con la que el cliente contrata el servicio.

Por lo tanto, es hora de que las empresas e instituciones revisen cómo procesan la información personal de sus clientes. Y deben hacerlo antes del 25 de mayo.

No hacerlo así supone exponernos a cuantiosas multas, ya que la nueva norma establece sanciones que podrán llegar a los 20 millones de euros o al 4% de la facturación global de la compañía. Hay que recordar que hasta el momento la multa máxima en materia de protección de datos en España fue de 600.000 euros.

Una de las exigencias principales que implica la nueva normativa es que exista un consentimiento libre, informado, específico e inequívoco que requiere una acción positiva del interesado, por lo que no será válido el consentimiento tácito de la misma forma en que se venía entendiendo hasta la fecha. Es decir, el que se entendía prestado a partir de una situación de silencio o inacción.

¿Cómo llegarán a estas nuevas medidas las apps de mensajería?

  • WhastApp

La aplicación más utilizada es la que tiene más problemas. Al usar la aplicación se proporciona regularmente los números de teléfono de los usuarios de WhatsApp y los demás contactos que tienes en la libreta de direcciones de tu teléfono móvil, con o sin aplicación. Y se asume la responsabilidad de cederlos al confirmar que estás autorizado a proporcionar dichos números para poder usar el servicio. Para cualquier entidad o profesional, esta cuestión podría suponer una cesión de datos a un tercero sin tener el consentimiento expreso del particular, lo que se materializaría en posibles sanciones de la Agencia Española de Protección de Datos.

Por otra parte, sus condiciones implican aceptar sus prácticas de información, que incluyen la recopilación, el uso, el procesamiento y el uso compartido de tu información, así como la transferencia y el procesamiento de tu información en los Estados Unidos y otros países de manera global, pudiendo entregar datos a proveedores de servicios o socios, independientemente sin importar el lugar en el que uses sus servicios.

  • Telegram

La alternativa a WhatsApp debería estar sometida a la legislación española, pero se desconoce a qué legislación se somete ya que no ofrece ningún tipo de información al respecto. Dicha cuestión dificulta enormemente interponer reclamaciones directas contra la entidad.

Al no someterse a la legislación española, se incumple con los derechos de las personas indicados en el Título III de la LOPD, sin que se facilite al usuario de forma precisa e inequívoca datos como la información acerca del acceso, rectificación, cancelación y oposición al servicio prestado.

  • TokApp

Esta aplicación, especializada en la comunicación entre entidades públicas y privadas con sus usuarios, está ganando cada día más adeptos por aplicar como elemento diferenciador la privacidad del usuario, haciéndola única en el sector.

Con relación a la protección de datos de carácter personal, TokApp hace un exigente cumplimiento sobre el mismo, constando el fichero de datos correspondiente debidamente inscrito en la Agencia española de Protección de Datos y facilitando al usuario el proceso para que pueda ejercitar sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición.

Además, se protege a las entidades o profesionales que se comuniquen a través de esta aplicación al no facilitar datos, como teléfono o perfil, entre los miembros de grupos, especialmente importante en la comunicación entre Centros Educativos con sus usuarios.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Subir