Marketing

Las marcas no hacen RSC 2.0

Juan Merodio, especialista en Marketing y Redes Sociales, describe al compromiso digital de las empresas españolas con las siguientes palabras: “Mera apariencia y falta de verdadera cultura empresarial 2.0”.  Y es que según este experto “la filosofía de compartir valores en la Red está infravalorada y solo un 12% de ellas (tal y como pone de manifiesto el reciente estudio de Global Alliance) utiliza las redes sociales para comunicar su compromiso social y su cultura empresarial”.

Merodio, tratando de dar respuesta a la pregunta ¿a qué se debe que a pesar de los beneficios que reportan las RR.SS y las campañas de RSC – que llegan a representar hasta un 40% de su reputación- las empresas no las usen?, ha afirmado “en el mero postureo. Mientras que los ciudadanos han visto en ellas un canal de comunicación e información, muchas empresas siguen sin verlo así o aunque lo vean no están dispuestas a invertir tiempo y recursos profesionales para ello, dejando escapar grandes oportunidades”.

Haciendo referencia a los temas que más tirón tienen de cara a hacer campañas de marketing sociales empresarial, Merodio afirma que “dada esta falta de cultura en RSC 2.0 la conversación social que se produce con las marcas, cuando se da, es más coyuntural que real. Hay situaciones o sucesos puntuales en las que las marcas responden a lo que un suceso o argumento provoca, y de ahí que de repente haya un gran crecimiento de conversaciones relacionadas en redes sociales. Sin embargo después todo queda en nada”.

En materia de RSC, añade que no hay mejor prescriptor que el propio consumidor. ”Cada vez el consumidor confía menos en los mensajes empresariales y más en los hechos demostrables. Es el propio usuario el que cada vez tiene mayor credibilidad como prescriptor. La razón estriba en que a la hora de transmitir transparencia y confianza, estas herramientas provistas por la web 2.0 son seguramente las más adaptadas para transmitir este tipo de mensajes, principalmente por la democratización de las interacciones realizadas en estas comunidades virtuales. Ayudan a transmitir transparencia a largo plazo, y de no usarlas adecuadamente o transmitir información no veraz, esa se vuelve en su contra. El usuario cada vez busca empresas más sensibles, humanas y concienciadas con los problemas globales de sus consumidores”.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.







Subir