Email Marketing

Lo que nadie te contó sobre email marketing

email marketing

Hace tiempo que no escribo un post sobre email marketing, y este relata un poco experiencias que he tenido en este sector. Lo he basado en situaciones que me han sucedido, pruebas, tests, ideas locas que no pensaba que iban a funcionar… y luego funcionan. Que os aproveche:

Un usuario “nuevo” aguanta mejor envíos más frecuentes de emails que un usuario “antiguo”: parece pura lógica. Un usuario recién inscrito en tus bases de datos tiene más resistencia, por la novedad, a una campaña de email marketing más agresiva: por ejemplo, un email diario/semanal (todo con matices: tampoco te pases, o tendrás una tasa alta de desinscripciones/bajas).

En cambio, cuando el usuario cuenta con más de un año en tu base de datos (incluso antes), está más cansado de recibir correos, por lo que conviene ir rebajando la frecuencia o, en el caso de que haya sido él mismo quien ha escogido la frecuencia de envío, y las tasas de apertura sean bajas, se puede poner una campaña de email marketing para preguntarle si quiere cambiar esta frecuencia. ¡Mejor un email al mes que ningún email!

Prueba las nuevas ideas con usuarios antiguos: además de los test A/B, si tienes una idea genial/loca/distinta, puedes probarla primero en tus bases más antiguas, adaptándola al tipo de usuario, cuidando el asunto, la firma y el diseño de la newsletter. ¿Por qué? Siguiendo el hilo del punto anterior, el cliente antiguo estará más baqueteado que el nuevo, y, si consigues llamar su atención, no sólo tendrás una idea de la efectividad que puede tener esa campaña, sino que lograrás reactivar a ese cliente.

Copia las campañas de tus competidores: la palabra copiar nunca tuvo tanta aceptación como en el marketing digital. No es deshonroso copiar: decía Umberto Eco que había aprendido a escribir copiando a Marcial Lafuente Estefanía. Si de la literatura de kiosco pudo salir “El nombre de la rosa”, ¡bendita copia!

Sin más preámbulos, para copiar (bien) hay que estudiar a fondo lo que hace nuestra competencia, separar la paja del grano y copiar (mejorándolo) lo bueno, lo efectivo, eso que llama la atención al cliente. ¿Cómo diferenciar la paja del grano? Apúntate a todas las webs de tu competencia, y lee a diario las newsletters que te envían. Filtra en primer lugar por el Asunto: si te llama la atención en la bandeja de correo electrónico, merece la pena ver lo que hay dentro.

Al cliente se le seduce en la entradilla, y se le convence de “comprar” en el último párrafo. Esta estructura, la del argumento de venta al final, es clásica; no obstante, no tienes por qué seguirla. La negrita de este párrafo se refiere a lo siguiente: una vez el cliente haya abierto tu newsletter, tienes 5 segundos para llamar su atención con una entradilla atractiva. Si no es así, cerrará tu correo. Por otra parte, el argumento de venta puede estar en cualquier parte (lógica) de la newsletter, pero asegúrate que al final hay un recordatorio de lo que tiene que hacer (los lectores digitales somos olvidadizos) para comprar, suscribirse o asistir a un evento.

Los usuarios aman que les des órdenes, tipo Sargento de Hierro: De acuerdo, tú también tienes correo electrónico y odias que te digan lo que tienes que hacer. ¿Seguro? Los usuarios de Internet adoramos los botones enormes con carteles de “Clica aquí”, los campos bien diferenciados y visibles para suscribirnos, en suma, la ausencia de complicaciones. No hay expertos en usabilidad por casualidad. A la hora de hacer una campaña de email marketing, no te olvides los galones. Hazlo simple, ganarás.

Menos literatura, más RL (Real Life): los textos artísticos, bien escritos, literarios merecen toda mi admiración. Pero no están hechos para el email marketing. Recuerda, tienes unos pocos segundos, según abran la newsletter, para captar la atención del usuario y retenerlo hasta el argumento de compra final. Sé directo, sé amigable, sé sincero, pero, por Dios, no seas Joyce. En email marketing, más vale un “tú” a tiempo que una floritura educada.

Y esto es todo por hoy, espero que estas experiencias os sirvan de algo. No hemos hablado del Asunto en las campañas de email marketing, pero si queréis saber más sobre este tema, aquí os dejo un link molón.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.







Subir