Social Media

Lo que necesitas es amor…en Social Media

En estos últimos tiempos hemos asistido a la explosión y a la aparición de nuevos medios y de nuevos canales gracias a los cuales podemos comunicarnos de otra forma los unos con los otros, podemos utilizar nuestro tiempo de ocio de forma que hace unos años nos hubiese resultado imposible, podemos trabajar de forma distinta y podemos relacionarnos de modo diferente.

Estos canales no son otros que los medios sociales, las Redes Sociales.

La aparición de los mismos ha provocado un tremendo alud de personas que quieren formarse como cualquiera de los perfiles profesionales que hoy llamamos “dospuntocero” , para lo que existen una gran cantidad de cursos, masters y seminarios.

En estos cursos nos enseñan una serie de conceptos y herramientas que, cuando salimos a buscar trabajo, deberemos utilizar. También nos enseñan cómo medir y cuáles son las KPIs más interesantes o más importantes en el desarrollo de nuestra labor, la estructura correcta que debe tener un post, cómo escribirlo, qué no hacer en Twitter o qué es la geolocalización.

De lo que nadie habla es de qué es lo que necesita realmente un profesional de este campo, de lo dospuntocero, para tener éxito en su trabajo.

Al margen de lo que ya otros muchos bloggers señalan en su blog, como la consabida proactividad, capacidad de aprendizaje y de trabajo en equipo, paciencia, don de gentes o capacidad comunicativa, hay uno del que muchísimas personas se olvidan.

Y es que para ser Community Manager o Social Media Strategist, o incluso SEO, sólo hay una cosa que es fundamental: lo que necesitas es amor.

Amor por nuestro trabajo. Si no somos conscientes del gran esfuerzo y trabajo que supone estar hiperconectados continuamente y de que el Social Media es un trabajo que requiere plena dedicación, mejor que no nos adentremos en este mundo, porque sólo si damos el cien por cien de nosotros mismos conseguiremos nuestros objetivos.

Necesitamos sentir amor por investigar y por aprender día a día, puesto que avanza muy rápidamente y no nos podemos permitirnos quedarnos atrás. Como profesionales, necesitamos estar continuamente actualizados, como una buena base de datos, con las novedades que se producen en nuestro sector, las nuevas tendencias, artículos interesantes  que leer, qué es lo que podemos implantar de novedoso para ofrecer un mejor servicio a nuestros clientes.

Pero no sólo eso. Los clientes no vienen solos. Eso también requiere un gran esfuerzo que supone actualizar a diario nuestros perfiles sociales, escribir en nuestros blogs muy frecuentemente y ofrecer valor a nuestra audiencia, estar siempre en la cresta de la ola.

En Social Media, como en la música, lo más difícil no es llegar, sino mantenerse.

Las redes sociales requieren lo mejor de nosotros mismos, y para eso, necesitamos ser unos apasionados de lo que hacemos.

¿Estás dispuesto a pagar el precio?

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.







Subir