Email Marketing

Los 5 errores más frecuentes en email marketing

e-mails

Los 5 errores más frecuentes en email marketing

  • No medir resultados: Aunque parezca paradójico, es un error muy común no sólo en email marketing, sino en marketing en email marketinggeneral. Aunque tengamos datos de respuesta o apertura, cálculos del ROI o lo que proceda, no se suele tener una constancia en el análisis de resultados, y eso es un fallo muy grave, ya que sin este análisis no hay capacidad de mejora ni detección de los errores.
  • No tener constancia en los envíos: ¿Mandas tres emails a la misma persona en un día y luego te olvidas de ella un mes? Salvo casos muy puntuales y muy concretos esto no es nada recomendable: primero, porque el cliente se puede hartar de ti, y darse de baja o mandarte a la carpeta de Spam (lo que perjudica tu reputación) y luego, porque al estar mucho tiempo sin contactar se puede olvidar de ti. Hay que cuidar la frecuencia de los envíos y ser constante sin llegar a ser molesto.
  • Enviar emails no autorizados: si bien la LOPD (Ley Orgánica de Protección de Datos) protege la cesión no autorizada de datos, también es cierto que está a la orden del día el trasvase de bases de datos. Enviar mails que el cliente no ha solicitado no sólo es un delito, sino que además nos pueden marcar como spammers, y nos pueden poner en la lista negra.
  • Olvidarse del “call to action” (o que no esté muy claro): Cuando redactamos una newsletter, muchas veces pecamos de “sutileza”: queremos que el cliente realice una acción (suscribirse a un blog, ir a una landing…) pero no se lo decimos a las claras porque suena brusco.

Esto es un error: siempre hay que dirigir al cliente con frases como “Descarga el ebook”, “Clica aquí” o “Consigue tu muestra gratis”. Y si le ponemos un botón, mejor que mejor.

  • Usar (demasiadas) imágenes: Todos queremos que nuestras newsletters sean las más estéticas y bonitas: colores, tipografías e imágenes son los recursos más utilizados, pero con este último nos pasamos, dando lugar a que nuestra campaña no pase los filtros de spam, y, además, que quede antiestético si el destinatario no pulsa el botón de “Mostrar imágenes”. Para esto, lo mejor es no abusar de las imágenes y sugerir al destinatario, previamente, que le dé a mostrar imágenes para verlas correctamente.
Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.







Subir