Social Media

Los 6 pilares de la influencia, cuando ¿quienes somos? es el origen

Reinventarse no es fácil. Aceptar que algo colapsó y terminó su vida útil y…” aceptar que debemos aceptar” . Un juego de palabras que nos resulta de mucha utilidad para analizar las cualidades, talentos y valores que, junto con las métricas y la capacidad para ampliar el pensamiento y con ello, la creatividad,  nos aporta el social media.

La llegada del fenómeno social se produce en un momento complejo para la sociedad; los modelos tradicionales se desmoronan y todo lo que conocíamos, deja de funcionar. Nos encontramos cara a cara con nuestros propios temores, inseguridades, frustraciones y bloqueos y, todo ello, con un único camino posible por seguir. ¡No, realmente no es fácil llegar a ser una marca influyente en el momento actual!

Por mucho que nos empeñemos, las enseñanzas que nos transmiten los requisitos exigidos para ser un profesional del Social Media, nos llevan a concretar que, alcanzar el equilibrio entre la exaltación de nuestras virtudes y nuestros conocimientos siempre en proceso de especialización y, hacerlo desde la toma de conciencia con la necesidad de trabajar en equipo, es el único camino hacia el crecimiento desde la eficiencia.

El Social Media avanza, penetra, se expande, se transforma en una forma de vida y está presente en todos nuestros hábitos y costumbres, los “empleadores” marcas en busca de tercerización de sus servicios, de suma de influencers, evalúan los indicadores de influencia de las personas con las que van a trabajar como parte indiscutible de la evaluación de sus talentos.

El Social Media crea a un consumidor cambiante que, cada vez más acostumbrado a seguir un ritmo multicanales y multiplataforma, emerge como más exigente y siempre, mucho más capaz.

Cada vez parece más necesario aunar características comunes, procedentes de la retroalimentación y los procesos de formación conjunta, cada vez es más necesario aceptar que hoy, no somos sino un integrante más de todo este universo y que, sólo en la medida que logremos conectar con nuestro público objetivo, aquél cuya emoción se acomoda a la perfección con la pasión de nuestro mensaje.

Estamos por lo tanto de acuerdo que existen grandes marcas que se han consolidado gracias a la expansión de recursos de toda índole que han permitido saltarse el paso de la visibilidad y, ante un número ilimitado y en crecimiento de PYMES y micro emprendedores que se suman día a día a la búsqueda de la construcción de marca.

Debemos tener presente que el término influencia también evoluciona y que hoy;

1. Contar con una estrategia antes de dar el salto al Social Media
2. Establecer un equipo de trabajo
3. Desarrollar estrategias tendentes a la escucha activa y la capacidad para generar interacción que alimenta la creación de contenidos.
4. No temas, nunca te sientas paralizado por un desafío, recuerda que los errores son parte del crecimiento y que, si algo nos enseña el fenómeno social es a que; ¡el éxito, es de quienes se atreven!
5. Necesitas que hablen contigo, además de seguirte, necesitas saber qué le falta a tu contenido y qué sería necesario para que además de ser compartido, fuera complementado
6. Si pones en marcha un plan de acción social debes ser capaz de analizar las métricas, debes identificar dónde falla tu proceso y fortalecer dicha área y debes evaluar si existe una coherencia entre las métricas que hablan de tu tráfico y la acción social en tus comunidades. ¡hoy, SEO social, contenido y redes, son los ejes centrales de la influencia!

Son los 6 pilares de la nueva influencia, mucho más que estár en las Redes Sociales.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.







Subir